La alcaldesa de Córdoba plantea impulsar el Museo de Bellas Artes y el Auditorio consensuando con movimientos ciudadanos
Exposición organizada dentro del ciclo anual Bellas Artes de Pasión, titulada LAMENTATIO, abierta al público en la Sala IV del Museo de Bellas Artes de Córdoba.

Adentity

Dobuss

Bebrand

Elena Páez. Isabel Ambrosio pedirá al futuro Gobierno de Andalucía que participe en el diseño y financiación del auditorio y de la sala de exposiciones de Córdoba.

La alcaldesa de Córdoba, ha manifestado que quiere reunirse con el Consejo del Movimiento Ciudadano y con el Consejo de Distrito Sur para consensuar las ubicaciones de la nueva sede del Museo de Bellas Artes y del edificio que albergará el auditorio de la Orquesta de Córdoba y una gran sala de exposiciones, tomando como base de partida la propuesta realizada por la Gerencia de Urbanismo.

Una vez consensuadas las ubicaciones, la alcaldesa trasladará al Ministerio de Cultura la correspondiente al Museo de Bellas Artes, de tal forma que puedan reformular el proyecto que estaba previsto para la construcción de la nueva sede de este.

Ambrosio ha recordado que, en la reunión que mantuvo con el Ministro de Cultura el pasado 16 de octubre, ya se planteó recuperar el proyecto del Museo del Bellas Artes y que solo se estaba a la espera que la Gerencia de Urbanismo señalase la disponibilidad de suelos.

Por otro lado, la alcaldesa le ha encargado al concejal delegado de Cultura, David Luque, que inicie los trabajos para tener un primer diseño, de las características que debería reunir el edificio que albergaría la sede de la Orquesta de Córdoba, un auditorio para esta, así como una gran sala de exposiciones que cubra las necesidades que en este sentido tiene la ciudad.

El objetivo de Ambrosio es que esta infraestructura cultural sea financiada conjuntamente por la Junta de Andalucía y por el Ayuntamiento de Córdoba, para lo que trasladará la propuesta al nuevo Gobierno de Andalucía una vez que se constituya.

Así mismo, la alcaldesa quiere abrir un proceso participativo en el que se puedan recoger ideas y sugerencias de los colectivos ciudadanos y culturales de Córdoba para que esta infraestructura sea lo más útil posible para la ciudad.

Por último, Ambrosio ha afirmado que estas dos infraestructuras culturales, que servirán para atraer visitantes y turistas y, por tanto, para generar dinamismo económico y empleo en una de las zonas de Córdoba más castigadas por el paro, forman parte del plan que el Ayuntamiento de Córdoba se comprometió a diseñar para el desarrollo social y económico del Distrito Sur a petición de los vecinos y del Consejo de Distrito.

Compartir