España autoriza la primera terapia celular CAR-T incluida en la financiación del Sistema Nacional de Salud

Adentity

Dobuss

Bebrand

Elena Páez. El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ha aprobado el precio y la financiación en el Sistema Nacional de Salud (SNS) de la terapia Kymriah (tisagenlecleucel) de Novartis, autorizada por la EMA en agosto de 2018. Se trata de la primera terapia de células T con receptores de antígenos quiméricos (CAR-T) aprobada en nuestro país para dos indicaciones.

Para tratar a pacientes pediátricos y adultos jóvenes hasta 25 años con leucemia linfoblástica aguda (LLA) de células B refractaria, en recaída tras trasplante o en una segunda o posterior recaída, así como para el tratamiento de pacientes adultos con linfoma B difuso de célula grande (LBDCG) en recaída o refractario (r/r) después de dos o más líneas de tratamiento sistémico.

Kymriah (tisagenlecleucel), desarrollado en colaboración con la Universidad de Pensilvania, es un tratamiento innovador de una única administración, fabricado individualmente para cada paciente reprogramando las propias células de su sistema inmunitario. La terapia implica un proceso de fabricación de alta complejidad en el que se extraen los glóbulos blancos del paciente, incluyendo las células T, mediante un proceso especializado de filtración de sangre, llamado leucaféresis, y son modificados genéticamente fuera del organismo para que, al ser reinfundidos en la sangre del paciente, sean capaces de reconocer y destruir las células cancerosas.

En palabras de José Marcilla, director general de Novartis Oncology en España, “la autorización de Kymriah (tisagenlecleucel) en España supone un hito transformador para pacientes que necesitan nuevas oportunidades de tratamiento. Nos enorgullece que nuestros esfuerzos en CAR-T ofrezcan a los pacientes un avance sin precedentes para el tratamiento de ciertas patologías onco-hematológicas agresivas. Cuando iniciamos la investigación en este campo nos marcamos como objetivo poder aportar soluciones donde no había alternativas de tratamiento y contribuir así a extender, mejorar y salvar vidas”.

ACCEDER A TRAVÉS DEL SNS

Las autoridades sanitarias locales y Novartis han trabajado estrechamente para la aprobación del precio y la financiación de Kymriah con el objetivo de conseguir la mejor manera de hacer accesible esta terapia a todos aquellos pacientes que lo necesiten.

“Se ha trabajado conjuntamente con las autoridades locales con el fin de establecer un precio que sea sostenible para el sistema nacional de salud, a la vez que reconozca el valor que Kymriah (tisagenlecleucel) proporciona a los pacientes, al sistema sanitario y a la sociedad en general. Así, finalmente hemos acordado un modelo innovador de pago basado en resultados en salud”, afirma Marta Moreno, directora de Acceso al Mercado y Relaciones Institucionales de Novartis Oncology en España.

Compartir