Los cordobeses esperan dos meses menos de media para las intervenciones cardíacas más graves

Adentity

Dobuss

Bebrand

Elena Páez. Los cordobeses esperan dos meses menos de media que hace un año para las intervenciones cardíacas, reguladas por la Junta de Andalucía a través de la Orden de 2 de junio de 2016, por la que se establece la reducción del plazo de respuesta de procedimientos quirúrgicos a 90 días, relacionados con la cirugía cardiaca. Se trata de una mejora importante, ya que este tipo de intervenciones (que se realizan en el Hospital Reina Sofía para toda la provincia) dan respuesta a los procedimientos cardíacos más graves. Gracias a la apuesta del hospital y de los profesionales, los cordobeses esperan 52 días menos que hace un año, pasando de los 90 días de demora (en 2017) a los 38 que se registran a cierre de 2018.

En cuanto a los procedimientos quirúrgicos regulados por los decretos de 120 y 180 días, el hospital cordobés también ha mejorado notablemente los resultados de espera media. Si nos detenemos en los 71 procedimientos en los que Andalucía da garantías para no superar los 120 días de demora quirúrgica, el hospital ha logrado reducir la demora una semana, pasando de los 59 días de media en 2017, a los 51 días de respuesta este pasado año.

Además, hay que recordar que Andalucía fue pionera a nivel nacional introduciendo el decreto de garantías en el año 2000, para operarse de alguno de los más de 700 procedimientos que se incluyen y estableciendo que la demora máxima de estos procedimientos fuera de 180 días. En esta línea, los pacientes que requieren atención para alguno de estos procedimientos, los resultados registrados en el Hospital Reina Sofía también son positivos. Así, los pacientes del Reina Sofía esperan una semana menos que hace un año (de 72 días se ha pasado a 66), es decir, se ha acortado el tiempo de respuesta a la mitad.

Según valora la directora gerente del hospital, Valle García, “se trata de unos datos históricos, teniendo en cuenta que la actividad asistencial ha aumentado, ya que de enero a noviembre de 2018 se han registrado 35.949 intervenciones, frente a las 34.749 del pasado año, lo que supone un incremento del 3,3%. Por ello, quiero agradecer el compromiso de los profesionales del hospital, no sólo por garantizar los tiempos de respuesta al paciente, sino por mejorarlos”. Estos resultados, han sido posibles gracias al trabajo de los profesionales y a la puesta en marcha en elúltimo año, de diferentes medidas organizativas, mejoras en infraestructuras, de la incorporación de nueva tecnología y profesionales.

“Esta apuesta ha permitido alcanzar el principal reto asistencial que es no registrar pacientes fuera de plazo de garantía de respuesta en procedimientos de decreto, así como mejorar los tiempos medios de respuesta en determinadas patologías (como las neoplasias malignas) e incrementar la calidad de la actividad quirúrgica que necesita la población cordobesa”, ha valorado la directora gerente.

Consultas y pruebas diagnósticas

En cuanto a primeras consultas con el especialista, el hospital ha registrado un total de 776.989 consultas, lo que supone un incremento dela actividad asistencial del 1,09% (8.404 consultas más) respecto al año anterior. Pese a ello, prácticamente se mantienen los datos medios de espera (49 días en 2018 frente a 46 en 2017), con salvedades importantes en servicios como Neumología (de 52 se pasa a 32 días), Nefrología (que pasa de 21 a 11 días) y Ginecología y Obstetricia (donde se reduce también la respuesta pasando de 39 a 18 días).

También en pruebas diagnósticas el hospital ha incrementado la actividad en un 5,7%, sumando 222.006 pruebas en total. No obstante, el tiempo medio de respuesta se ha mantenido como el año anterior (19 días), mostrando así la capacidad resolutiva del centro. Este incremento (12.107 pruebas más) está motivado por el envejecimiento de la población y la cronificación de enfermedades, como el cáncer, que implican un seguimiento clínico que requiere la realización de diversos tipos de análisis.

Mejoras

Una de las principales herramientas que ha favorecido la consecución de estos resultados ha sido la creación de diferentes comisiones integradas por profesionales para detectar áreas de mejora y establecer medidas que las resuelvan. En este sentido, algunos de los ejemplos de acciones que se han adoptado para mejorar son la incorporación de la cirugía robótica (Da vinci), la ampliación de la cartera de servicios (cirugía de Mohs para abordar el cáncer cutáneo, por ejemplo); la implantación del cribado del cáncer colorrectal; la reforma del área de reanimación y bloque quirúrgico, la creación de unidades asistenciales mejor organizadas (unidad de raquis), el desarrollo de la teledermatología o laimplantación del catálogo de pruebas diagnósticas para Atención Primaria.

Otro aspecto clave este año ha sido la colaboración de los anestesistas del hospital con el área norte, permitiendo potenciar el trabajo en red, primando que el paciente sea el centro de la actividad asistencial, con independencia del lugar en el que residan. Esta colaboración ha permitido no sólo dar respuesta, sino acortar los tiempos de respuesta asistencial en esta área.

Durante el presente año, el hospital seguirá trabajando por ofrecer una atención de máxima calidad a través de la puesta en marcha de acciones que lo favorezcan como la incorporación de nueva tecnología (como la reciente convocatoria de la sala de radiología cardiovascular intervencionista); la ejecución de obras de mejora (recientemente ha sido publicada la licitación del nuevo edificio de consultas externas materno infantiles) o mediante la puesta en marcha de medidas que potencien la humanización en la asistencia (a través del desarrollo de las líneas estratégicas que se ha fijado la comisión de humanización del hospital), entre otras.

Compartir