Andalucía logra situar por debajo del 1,5% la mortalidad de pacientes con aneurisma de aorta
Reina Sofía Córdoba.

Adentity

Dobuss

Bebrand

CBN. La tasa de mortalidad de pacientes tratados de aneurismas de aorta abdominal, es decir, el ensanchamiento anómalo de la pared de la arteria aorta, mediante terapia endovascular (cirugía mínimamente invasiva, realizada mediante catéter) se sitúa por debajo del 1,5% en Andalucía.Así se desprende de los resultados preliminares del Registro EVAR 30-D, primer y mayor registro multicéntrico de intervención endovascular de aneurisma aorta realizado hasta la fecha en España por parte de la Sociedad Andaluza de Angiología y Cirugía Vascular (Saacv).

Para la realización de este registro se recogieron datos de 2016 y 2017 de los principales hospitales andaluces. Así, se analizaron más de 370 casos de intervenciones EVAR, tanto programadas como urgentes, constatándose excelentes resultados en morbimortalidad a 30 días, similares a los recogidos en estudios internacionales, con una tasa de morbimortalidad a 30 días inferior al 1,5%, por debajo del 4-4,5% mortalidad habitualmente reportada en técnicas de cirugía abierta a nivel internacional. Más de la mitad de las intervenciones se realizaron bajo anestesia loco-regional con una estancia media fue inferior a 3 días, cuando en el caso de la cirugía tradicional suele alcanzar de media los 7-10 días.

La media de edad de los pacientes tratados fue de 74 años, destacando que el 70% eran fumadores activos. El 70% también eran hipertensos y el 60% presentaban niveles elevados de colesterol. Por su parte, un 20% de los pacientes analizados padecían enfermedades coronarias. El 97% de los pacientes eran varones, los cuales el 92% tenía nacionalidad española. Del resto, destaca que un 4% eran británicos.

El presidente de la SAACV, el Dr. José Moreno Escobar, ha destacado la importancia de este registro, ya que ayuda a “poner en valor la actividad de los servicios de angiología y cirugía vascular de Andalucía”, equiparándolos a unidades y centros de referencia internacional en cuanto a análisis y exposición de resultados, que se verán recogidos en publicaciones científicas una vez que se concluya este estudio.

Moreno Escobar también ha destacado la “tremenda importancia” que representa recoger y analizar los datos de actividad de las unidades y servicios de angiología y cirugía vascular, ya que esa información se convierte “en la mejor herramienta posible para mejorar nuestros procedimientos y destrezas, lo que se traducirá en mejores resultados en cuanto a morbimortalidad, reducción de complicaciones, etc. Es decir, en una mejor asistencia y mayor calidad de vida de los pacientes tratados”, ha asegurado.

Este registro es el resultado de la colaboración de los principales servicios públicos y privados de angiología y cirugía vascular de Andalucía, bajo la coordinación del Dr. Fernando Gallardo Pedrajas, especialista en cirugía vascular del Hospital Quirónsalud Marbella, y el análisis estadístico de los datos por parte de Carmen Rosa Garrido, estadística del FIBAO del Complejo Hospitalario de Jaén, cuya Unidad de Angiología y Cirugía Vascular está dirigida por el Dr. Javier Martínez Gámez.

Pese a la gravedad que revisten, los aneurismas de aorta son una patología muy desconocida por la población, ya que no da síntomas hasta su dramática ruptura, y se detectan en muchas ocasionas de modo incidental en otras pruebas, por lo que se están desarrollando programas de screening/detección precoz en muchos países avanzados. Su incidencia es creciente en pacientes de edad avanzada.

Se considera que prácticamente el 50% de la población mayor de 50 años sufre alguna patología vascular (arterias y venas), un porcentaje que irá en aumento conforme avance la esperanza de vida de la población. De hecho, las enfermedades del aparato circulatorio son ya la principal causa de muerte en España en ambos sexos. No obstante, los expertos alertan también de un incremento de la prevalencia entre personas cada vez más jóvenes como consecuencia de estilos de vida poco saludables ligados a otras patologías como la diabetes, el colesterol o la hipertensión y el consumo de tabaco.

Compartir