Por primera vez un joven con Síndrome de Down correrá en el Rally Dakar

Adentity

Dobuss

Bebrand

Elena Páez. Sin lugar a dudas ellos no ven imposibles y como reza el dicho “el cielo es el límite”. Esta es la historia del peruano Lucas Barrón. Lucas tiene 24 años y correrá en el Rally Dakar 2019, una de las competiciones automovilísticas de más alto riesgo del mundo, como copiloto.

Lo hará junto a su padre, Jacques, en un vehículo UTV. Su valentía es incluso la inspiración de muchos pilotos del rally más duro del mundo.

Entre los más de 500 participantes que tomarán la salida de esta prueba, el peruano se convertirá en la primera persona con síndrome de Down en competir.

Mientras, su padre observaba a su copiloto, por quien hizo todo lo posible para cumplirle su sueño de estar en el rally. “Mi papá es una persona especial”, expresó Barrón, mientras veía a su padre con una enorme sonrisa.

El joven correrá con su padre en un vehículo utilitario todoterreno (UTV) con el que esperan recorrer juntos los 5 mil kilómetros de la prueba.

Lucas veía desde hace años, cómo su padre participaba en el Dakar sobre una moto, por lo que decidió seguir sus pasos.

A su equipo lo han nombrado Barron X 2 y ya tiene experiencia sobre las dunas del desierto peruano. Ya han tenido experiencias juntos. El año pasado participaron en el Baja Inka y hace algunos meses en el Desafío Ica. Este último fue uno de los tres rallys preparatorios para el Dakar 2019, con punto de salida y llegada en Lima, Perú. Y fue ahí donde Lucas descubrió que este deportes es su pasión, y pese a las extenuantes jornadas, no dio señas de cansancio.

El joven ha generado gran expectativa, incluso entre los pilotos más destacados de esta competencia, como el francés Cyril Despres. “Es mi mejor amigo. Él me habló por Facebook. Me escribió”, dice Lucas, cuya meta, a diferencia de Despres, es terminar la carrera.

Por su parte, su padre ha dicho que esta prueba será histórica, no sol porque irá con su hijo, sino porque se realizará en un solo país, su Perú.

“Ayuda a empujar los autos que se quedan atascados, además, viendo todos los instrumentos de navegación. Hay un montón de controles de temperatura y presión que Lucas va revisando”, expresó su padre.

Compartir