Encuentran vivo bajo los escombros de un edificio en Rusia a un bebé de 11 meses 35 horas después de su derrumbe
Rescate Bebé | Reuters TV

Bebrand

CBN. Los responsables de rescate han encontrado a un niño vivo después de 35 horas, en los escombros de un bloque de apartamentos ruso que se derrumbó parcialmente en una explosión, según han informado los funcionarios de emergencia, calificándolo de milagro.

Una imagen de video muestra cómo un bombero transporta a un niño de 11 meses sepultado en el edificio que se derrumbó parcialmente después de una presunta explosión de gas en Magnitogorsk, Rusia.

La explosión, que se cree fue causada por una fuga de gas, dañó 48 apartamentos en un edificio de 10 pisos en la ciudad industrial de Magnitogorsk el lunes, falleciendo al menos a siete personas con 36 personas desaparecidas.

Las imágenes muestran al bebé vestido con calcetines de color rosa y cubierto con una manta antes de que comenzara a correr hacia una ambulancia.

La temperatura actual en la ciudad de Magnitogorsk, donde se ubica  una de las plantas de acero más grandes de Rusia en los Urales, a unos 1.700 km (1.050 millas) al este de Moscú, es de -17 grados Celsius (1.4 Fahrenheit).

El hecho de que el bebé de 11 meses, diagnosticado posteriormente de quemaduras graves  y una lesión cerrada en la cabeza, estuviera acostado en su cama y envuelto en capas, le salvó la vida, informó la agencia de noticias TASS.

El bombero lo escuchó llorar y “se organizó de inmediato una operación a gran escala”, informó la agencia de noticias Interfax, citando a los funcionarios de emergencia. Su rescate fue difícil debido a la inestabilidad de los restos del edificio.

“Cientos de personas esperaban la aparición del niño herido debajo de los escombros como un milagro. Y el milagro ocurrió … “, dijeron los funcionarios a Interfax. “Las lágrimas llenaron los ojos de los bomberos”.

Por otro lado la madre del niño está viva y ya ha llegado al hospital, agregó Interfax.

La explosión arrasó el edificio en la ciudad de Magnitogorsk, el lunes por la mañana temprano, día festivo en Rusia, cuando muchos residentes estaban dormidos. La ministra de Salud, Veronika Skvortsova, dijo el lunes que las posibilidades de encontrar sobrevivientes se estaban desvaneciendo.

Ha habido varios incidentes similares en el país en los últimos años debido al envejecimiento de la infraestructura y las deficientes de seguridad sobre el uso del gas.

Compartir