Andalucía amplía el plazo para optar a las ayudas de 35 millones a proyectos de investigación de universidades y entidades públicas
Investigación en el laboratorio. Foto: EFE.

Adentity

Dobuss

Bebrand

Elena Páez. La Consejería de Conocimiento, Investigación y Universidad ha publicado en el BOJA del pasado 28 de noviembre una ampliación de plazo para solicitar las ayudas por importe de 35 millones de euros dirigidas a financiar proyectos de I+D+i desarrollados por universidades y entidades públicas de investigación.

El plazo inicialmente fijado expiraba el próximo 30 de noviembre pero tras comprobar el interés suscitado y constatar el número de propuestas en fase de preparación, se ha decidido ampliarlo hasta el 14 de diciembre hasta las 15.00 horas. En esta decisión se ha tenido en cuenta además la complejidad técnica de los proyectos a presentar, así como las dificultades para la realización de los trámites y comprobaciones previas necesarias para la elaboración de las propuestas especialmente por parte del personal investigador no residente en España.

El delegado de Conocimiento y Empleo, Manuel Carmona, ha explicado que estos incentivos se incluyen en el Plan Andaluz de Investigación y Desarrollo e Innovación (PAIDI 2020) y, de acuerdo con la orden que los regula, se conceden en régimen de concurrencia competitiva “y para optar a ellos es necesario que los destinatarios estén calificados previamente como agentes del sistema andaluz del conocimiento”.

Carmona ha matizado que las actuaciones objeto de estas ayudas, que se financian con Fondos FEDER, “deberán integrarse en cuatro modalidades: la generación de conocimiento ‘frontera’, la investigación orientada a dar solución a los retos de la sociedad andaluza, la que se desarrolla en colaboración con el tejido productivo y el fomento de la participación en el programa europeo Horizonte 2020”.

La generación de conocimiento frontera debe tener como finalidad la realización de proyectos científicos y tecnológicos de excelencia singulares y tractores de I+D+i, de desarrollo experimental, de conformación pluridisciplinar y aplicación transversal. Han de estar desarrollados para áreas concretas pero con una utilidad que pueda ser aprovechada por otros sectores de actividad próximos. También tienen que perseguir el fomento de tecnologías emergentes.

En el caso de los principales retos de la sociedad andaluza, las líneas de investigación deben centrarse en el campo de la salud, cambio demográfico y bienestar social; la seguridad alimentaria, agricultura e investigación marina; la energía segura y limpia; el transporte inteligente; el medio ambiente, la eficiencia de recursos y materias primas; las sociedades inclusivas; y la economía y sociedad digital.

La tercera modalidad incluye proyectos realizados en colaboración con el tejido productivo, preferentemente con pymes, que conlleven la transferencia de conocimiento y tecnología desde los centros de investigación al tejido empresarial mediante el desarrollo de servicios o productos innovadores. En este caso, las iniciativas investigadoras deberán contar con la participación de una o varias empresas.

En la cuarta tipología, la participación en el Programa Horizonte 2020, los incentivos tienen el objetivo de impulsar la internacionalización de las actividades de I+D+i del sistema andaluz del conocimiento, incrementando la participación de un mayor número de personal investigador en proyectos financiados por las futuras convocatorias de dicho programa europeo. Las subvenciones sufragarán los gastos necesarios para la preparación y presentación de nuevas propuestas en colaboración transnacional.

Las iniciativas deberán estar dirigidas por una persona investigadora principal, bien consolidado o bien joven o emergente. Esta última figura es una novedad del PAIDI y permite la atracción y retención del talento, ofreciendo oportunidades a personas que se encuentran fuera del sistema andaluz del conocimiento de trabajar con un contrato similar a la duración del proyecto, que será de cuatro años, excepto en el caso de las ayudas destinadas a la participación en el Programa ‘Horizonte 2020’, que será de un año. Precisamente se reservará una partida, que deberá concretarse en la fase de evaluación de los proyectos, para esos jóvenes que quieran empezar una carrera o para que quienes tuvieron que marcharse durante los años de crisis tengan la opción de liderar sus propios proyectos desde Andalucía.

Las personas integrantes de los equipos de investigación deberán tener titulación superior vinculado estatutaria o laboralmente con la entidad solicitante, personal investigador predoctoral, postdoctoral y titulados superiores contratados con cargo al proyecto o profesorado emérito, doctores ad honorem y académicos numerarios.

El coste máximo subvencionable de los contratos de personal en cómputo anual, incluidas la retribuciones brutas y los costes de la seguridad social, serán de hasta 42.000 euros para el investigador principal joven, de hasta 35.000 euros para el investigador doctor y de hasta 26.000 euros para la figura de personal predoctoral. En el caso del personal técnico de apoyo, los importes pueden oscilar entre los 26.000 euros para titulados universitarios y los 22.500 euros para las distintas categorías de personal técnico de apoyo. También serán financiables los costes de adquisición, alquiler, mantenimiento o reparación de pequeño equipamiento y material científico, la compra de material fungible o suministros, la obtención de patentes, la contratación de servicios externos o consultorías, o los gastos originados por el equipo investigador relacionados con el proyecto.

Las solicitudes se presentarán en el registro electrónico de la Administración de la Junta, a través de las siguientes direcciones electrónicas: http://juntadeandalucia.es/organismos/conocimientoinvestigacionyuniversidad.html

http://www.juntadeandalucia.es/servicios/procedimientos.html

Compartir