La Junta Directiva de la Asociación de Vecinos

Adentity

Dobuss

Bebrand

Elena Páez. La Junta Directiva de esta Asociación ha tomado la decisión de no celebrar la 36 edición del Cross de Navidad y de la 26 edición de la Prueba para Discapacitados.

Reproducimos la nota de prensa:

(…) Los motivos que nos han llevado a la no celebración de esta edición es que el Instituto Municipal de Deportes todavía no nos ha abonado la subvención del Cross que hicimos el pasado año 2017, y que todavía no sabemos si la vamos a tener o no, ya que la convocatoria para solicitar la mismas de las carreras populares del año 2018 han salido el pasado 5 de noviembre de 2018.

Durante todo este año hemos insistido en muchas ocasiones al Concejal responsable de Deporte de nuestro Ayuntamiento para que se nos indicara cuando se iban a sacar las bases para las Carreras Populares, incluso ha tenido que ser la Ilma. Alcaldesa la que a última hora se comprometiera con la Federación de Asociaciones de Vecinos en que seguro que íbamos a cobrar antes del mes de Diciembre. Pues bien, estamos a 19 de Noviembre y todavía no están aprobadas las adjudicaciones de las Carreras Populares 2018.

Es decir, tenemos pendiente la subvención del año pasado, y no nos podemos comprometer en otra Carrera Popular que tendría un coste de unos 4500 euros (Seguros, Ambulancias, Arco de Meta, Jueces, Cronometradores, trofeos etc.), ¿Engañamos a los proveedores y les prometemos que le vamos a pagar o qué? y si nos arriesgamos a saber cuándo saldrá la convocatoria para el año 2019 y en qué condiciones.

Tenemos que decir que todas las Carreras Populares que se han celebrado este año han sido realizadas sin estar firmado el decreto o la normativa por la que se rigen dichas pruebas.

El Cross de Navidad siempre ha pretendido ser una prueba atlética de Barrio con participación de los más pequeños y discapacitados y siempre con un carácter popular y alejado de premios en metálico y con una vocación de servicio al barrio, con la participación del Instituto y los colegios de la zona. De hecho todas las inscripciones se canalizan a través de estos, de manera desinteresada.

La única salida que tendríamos para poder sacar el Cross adelante, sería conseguir patrocinadores y, actualmente, no tenemos y la otra opción sería poner una cuota de inscripción a todos/as los participantes, que según nuestras estimaciones sería necesario cobrarles aproximadamente 3 euros a las categorías infantiles y 5 euros a los demás, pero esta medida nos parece desproporcionada para una Carrera de Barrio.

Y preguntamos a los chavales del barrio, Vecinos y Vecinas y a la Ciudadanía en general. ¿Merece la pena seguir en esto? A la Junta Directiva de esta Asociación le ha costado mucho tomar esta determinación de no realizar la carrera este año y quizás esto nos impida volverla a organizar más, pero, Vecinos ya nos quitaron la Verbena por ahogamiento y ahora nos quitan o nos ponen obstáculos para que no hagamos el Cross de Navidad; También debemos entonar el mea culpa por no haber sido capaces de vencer los obstáculos y vernos superados por los grandes inconvenientes que se nos ponen.

El Cross de Navidad de Fátima está a punto de perecer por la burocracia de unos políticos ineficaces y una intervención municipal escrupulosa, que se está llevando por delante todo el tejido asociativo de los barrios, ejemplos tenemos en las Salas de Barrio y en el futuro en las demás instalaciones deportivas (campos de futbol etc.) (…).

Compartir