El Hotel Córdoba Center acoge la comida de voluntarios de la Cruz Roja

DiagonalCQ

Medio centenar de mayores y voluntariado de Cruz Roja han participado en la convivencia anual que la institución humanitaria organiza en Córdoba para las personas usuarias de sus servicios de Teleasistencia.

El hotel Córdoba Center ha acogido un año más este encuentro, que forma parte del programa de actividades complementarias que la entidad desarrolla cada año para los beneficiarios de estos proyectos.

Cruz Roja ofrece tanto la Teleasistencia domiciliaria, un dispositivo que no sólo incluye la atención inmediata ante cualquier urgencia, sino que también presta servicios tales como la agenda, para recordar al usuario datos y fechas importantes; la visita al domicilio por parte de voluntariado de la organización; y el seguimiento permanente de cada caso; como la Teleasistencia móvil, que permite la localización geográfica del usuario mediante GPS y la atención inmediata fuera del domicilio las 24 horas los 365 días del año.

Además de este servicio, la institución humanitaria tiene en funcionamiento otros muchos proyectos para las personas mayores, como la ayuda a domicilio complementaria, el localizador para personas con deterioro cognitivo, la atención a personas con funciones cognitivas deterioradas, el ‘Apoyo a familias con personas dependientes a su cargo’, la red social para personas mayores ‘Enrédate’, el proyecto ‘Buen Trato a las Personas Mayores: Promoción del trato adecuado y protección frente al maltrato’ o las actividades de envejecimiento saludable ‘Salud Constante’. En lo que va de año, más de 4.500 cordobeses se han beneficiado de algunas de estas acciones, una cifra que supera la registrada en 2017 a estas alturas.

Este dato no es sino la constatación de uno de los grandes objetivos que Cruz Roja se ha marcado en Córdoba (y en toda España) para los próximos años: aumentar exponencialmente el porcentaje de población mayor de 65 años que participa de alguna de sus iniciativas.

Y es que, con el objetivo de evitar los efectos que puede causar la soledad y frenar en la medida de lo posible la dependencia, la institución humanitaria se vuelca en la atención integral a las personas mayores, con actividades que estimulan una vida activa y saludable y las relaciones sociales.

Los recursos -que cuentan con financiación de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales y del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad- son muy variados, pero todos van en la línea de facilitar a la ciudadanía una vida digna y autónoma en su entorno habitual.

Compartir