El líder deja sin opciones al Muser Auto a partir del descanso

DiagonalCQ

Elena Páez. El Muser Auto afrontaba este quinto partido de la temporada en el Grupo D-B de la Liga EBA no exento de dificultades.

En concreto, lo hacía siendo del todo consciente del duro reto que suponía enfrentarse a la amplia y efectiva plantilla del líder del grupo; haciéndolo, además, con las limitaciones ya conocidas -por lesión de larga duración- en el conjunto califal; y a todo lo que se unía la baja de última hora de Carlton Allen, el pívot norteamericano que rescindía su contrato con el Muser Auto fruto de su falta de adaptación e integración en las dinámicas del equipo que dirige Jesús Lázaro. Con este panorama, en el que el Muser Auto asumía que se reducían sus ‘armas’ para afrontar este choque, pero, a la vez, estaba convencido de hacer primar el interés deportivo y de cuidado de los valores del proyecto del club, aterrizaba el equipo en el Pabellón Vista Alegre.

No obstante, y pese a todo, el Muser Auto se presentaba ante su público con el recuerdo aún fresco del último partido ante el CB Benahavís Costa del Sol y la remontada épica que casi lleva a cabo y con la intención de regalar un triunfo ante el equipo más sólido hasta el momento del campeonato: el Enerdrink Udea Algeciras. Fruto de ese convencimiento, el equipo cordobés salió muy enchufado al encuentro y plantó cara al cuadro algecireño con un primer cuarto muy serio en el que pudo combinar la garra en defensa con el acierto y el buen juego en ataque. Como resultado, el 25-19 que lucía en el electrónico al término de los diez primeros minutos.

Comandados por Kaison Randolph y por el capitán Arturo López -a la postre los únicos dos jugadores del plantel cordobés que alcanzaron los dobles dígitos en anotación-, el marcador invitaba a soñar con buscar las cosquillas al líder y tumbarlo en casa del que sería, de haber seguido así, el nuevo líder del grupo D-B. Sin embargo, Córdoba y su equipo despertaron demasiado pronto, y de golpe, de ese quimérico sueño.

En un segundo cuarto para olvidar (parcial de 4-24 al término de estos diez minutos siguientes), el Muser Auto sepultó todas sus opciones de victoria anotando tan sólo dos canastas en juego y permitiendo que el equipo de Javier Malla se despegase en el marcador hasta una diferencia que sería insalvable en el resto del encuentro pese a los intentos -estériles- del conjunto de Jesús Lázaro. Y es que el entrenador local tenía que rotar a sus hombres fuertes dando entrada en pista a un segundo escuadrón y otorgando también minutos a los juniors -hasta con cuatro completó su alineación el Muser Auto-, lo cual penalizó en demasía al cuadro local, que fue castigado por la mayor veteranía y calidad demostrada por los jugadores algecireños.

De hecho, y pese a saber que uno de los mayores peligros era el juego coral y la buena coordinación entre todos los hombres del Enerdrink, el Muser Auto no pudo contrarrestar este punto, que llevó a media docena de jugadores del Udea Algeciras a superar la docena de puntos cada uno de ellos, pero sobresaliendo especialmente el pívot Edmond Koyanouba (MVP del encuentro con un +33 de valoración), que alcanzó las dobles figuras (15 puntos y 23 rebotes) y que hizo imposible cualquier reacción del equipo local siendo el auténtico dueño y señor bajo los aros.

Así pues, se llegaba al descanso con un 29-43 que no hacía presagiar nada bueno en Vista Alegre. Aún así, salieron de nuevo concienciados los pupilos de Lázaro en el tercer cuarto, en el que volvieron a jugar de tú a tú al conjunto gaditano y en el que estuvieron a punto de bajar la barrera psicológica de los diez puntos. No obstante, al final de ese nuevo parcial de tiempo el resultado era de 53-68 y se ponía muy cuesta arriba para intentarlo en los últimos diez minutos. Pese a ello, el Muser Auto no cejó en su empeño de recortar la distancia, pero la comodidad que le otorgaba el tanteo y el acierto tanto interior como exterior del Udea Algeciras, hacía que les fuese relativamente sencillo mantener la ventaja. A falta de los últimos compases del encuentro y con el partido ya decidido, Lázaro aprovechó para dar entrada a todos los juniors del equipo y acumular algo de experiencia en la categoría para estos jóvenes valores de la cantera cordobesa.

Sabedores de que el reto de hoy era muy difícil, el Muser Auto se va con la sensación de haber competido en diferentes tramos del partido a la vez que consciente de que necesita de más ajustes defensivos y lamentando también no gozar de un mayor acierto en fases del juego. Entre los retos, el de incorporar a una nueva pieza para la plantilla que dirige Jesús Lázaro. La valentía que ha mostrado el club a la hora de ‘sacrificar’ -puntualmente- a un efectivo del equipo y mermar, a corto plazo, el potencial de la plantilla; esperan que dé sus frutos a medio y largo plazo y respalde esta decisión de apostar más por mejorar la salud del Muser Auto como bloque y por cuidar la esencia del proyecto deportivo que encarna este equipo.

En definitiva, y en lo estrictamente deportivo, segunda derrota (ambas en casa) del Muser Auto, que ya se ha enfrentado a dos de los mejores equipos del grupo como local, aunque sin lograr sacar nada positivo de sendos choques. Las sensaciones son diversas, con momentos muy buenos del equipo y otros de impotencia y desconexión que están costando caros al grupo. Toca seguir trabajando para alcanzar una mayor regularidad a lo largo de los encuentros.

Muser Auto 69: A. Vázquez (3), An. López (9), Ar. López (15), J. Gutiérrez (8), K. Randolph (23) – quinteto titular-; R. Caballero (4), U. Friscia (3), A. Vega (4), M. Serrano (0), A. Jiménez (0), A. Asencio (0), M. Jiménez (0).

Enerdrink Udea Algeciras 93: E. Koyanouba (15), J. Fernández (0), A. Kelly (13), C. Manoli (13), M. Ortega (18) -quinteto titular-; A. González-Gagge (2), R. Perea (14), J. López (0), S. Malla (0), I. Auchel (0), S. Buxton (18)

Es de notar que asistieron 700 espectadores en un partido de reconocimiento a los patrocinadores y entidades colaboradoras, además de que sirvió para la presentación de los equipos de las categorías base del Club Deportivo Cordobasket (CBKT). El partido fue amenizado por Better Dancing y el balón para el saque inicial fue entregado por un usuario de la Asociación Albasur.

Compartir