El cordobés Ignacio Grondona se luce en el Cross del Aceite en Torredojimeno

DiagonalCQ

Elena Páez. El cordobés Ignacio Grondona, de 20 años, logró uno de los mayores éxitos de su trayectoria deportiva en el Cross del Aceite, una prueba emblemática en el mundo del cross que celebró su trigésimo cuarta edición en la localidad jiennense de Torredonjimeno. El corredor, perteneciente al Club de Atletismo Cordobés, tuvo una formidable actuación para alcanzar un doble podio: el tercer cajón en la categoría absoluta y el primero en promesas. Su arranque de temporada oficial ha resultado brillante.

El atleta madrileño Yago Rojo y la sevillana María del Mar Casillas cumplieron el pronóstico en el circuito Manuel Pancorbo. El ganador, que milita en el Club Bikila y fue internacional con España en el último Mundial, se marchó en solitario desde la tercera vuelta y llegó a la línea de meta con un tiempo de 29 minutos y 53 segundos. El marroquí Mustafá Sabili, del Bahía de Algeciras (Cádiz), se proclamó subcampeón con un tiempo de 30.39 sobre el recorrido de 9.000 metros. Juan Ignacio Grondona cubrió el recorrido en diez segundos más (30.49), confirmando su buen momento en una pugna ante corredores de élite. El cordobés fue capaz de terminar delante del olímpico Sebastián Martos, que ganó en Torredonjimeno en 2010 y fue segundo el año pasado.

“En la primera vuelta salimos a un ritmo bastante alto, que subió en la segunda con un ritmo muy fuerte impuesto por Yago Rojo”, relata el cordobés, quien explica que a mediados de la carrera decidió “arriesgar” porque vio que “podía pelear con Martos y Sabili”. Grondona logró dar alcance al tricampeón de España y no solo mantenerle por detrás, sino incluso aspirar a dar caza a Sabili, pero “ya era muy difícil”. El cordobés destaca que tuvo “un pique muy bonito” con Martos, que en la edición anterior fue subcampeón y que apretó hasta el final para lograr un puesto en el podio.

“He tenido sensaciones muy buenas a pesar de que en la tercera vuelta empecé a sufrir con los clavos de las zapatillas, que me empezaron a hacer rozaduras y tengo unas cuantas ampollas”, explica Grondona, que metió la cabeza entre corredores de talla internacional como Sebastián Martos (tres veces campeón de España de 3.000 metros obstáculos y olímpico en los Juegos de Río de Janeiro 2016), el madrileño Yago Rojo (internacional en las pruebas de 5.000 y 10.000 metros), el marroquí Mustafá Sabili o Mauri Castillo Surel, cubano nacionalizado español. “Me voy muy contento de esta prueba y con ganas de afrontar los próximos retos”, declara Grondona, que el próximo fin de semana tendrá una cita de nivel en Burgos con el Cross de Atapuerca.

Compartir