El Córdoba CF Femenino gana el derbi provincial
Imagen: Córdoba CF

DiagonalCQ

El Córdoba Femenino se hace con los 3 puntos del derbi provincial cortando así la buena dinámica del equipo de Pozoblanco que no conocía la derrota desde el 23 de septiembre cuando cayeron frente al Santa Teresa a domicilio.

Sumar de 3 es lo que necesitaban las blanquiverdes para mantenerse en la zona alta de la tabla, y qué mejor momento para hacerlo que en uno de los partidos más atractivos de la campaña, contra el Pozoalbense cordobés, que venía de ganarlo todo desde que se alzaron campeonas de la Copa de Andalucía a primeros de octubre.

Antonio Serrano “Chico” recuperaba a jugadoras tan importantes para la plantilla como Avilés, que no pudo viajar a Badajoz la semana pasada por lesión, a Ilenia, y a Martí que no disputó el amistoso del pasado jueves y que ayer mismo recibía el alta médica tras sufrir algunas molestias. Once de gala para un rival que no merecía menos.

No hay que decir que los encuentros de esta categoría, y especialmente las jugadoras blanquiverdes, nos tienen acostumbrados tanto a una intensidad poco habitual en un partido de fútbol, como a salir enchufadas al ataque desde el pitido inicial sin casi dedicar tiempo a tantear al rival, generando por tanto ocasiones de gol muy tempraneras.

El primer acercamiento a la portería del Pozoalbense llegó en el 7 por medio de un centro de Cristi Medina tras recoger un pase al hueco de Encarni, centro que con dificultad, sacó la portera rival. Pero las chicas del Valle de los Pedroches no habían venido a pasearse a la ciudad deportiva. Salieron a intentar dar la sorpresa desde el principio y así se lo hicieron saber a Gordillo, que en un intervalo de 10 minutos vio cómo el travesaño de su portería repelía dos disparos a balón parado, uno de ellos desviado por ella misma para evitar que se pusieran por delante. Con esa sensación de peligrosidad que imprimían las visitantes cuando el esférico no rodaba, o quizás esa sensación de debilidad de las de Chico a la hora de defender ese tipo de jugadas, se vino la réplica del Córdoba, también a balón parado en un saque de esquina peligrosísimo que puso Pinilla en la cabeza de Kerlly para que su cabezazo lo sacara la defensa rival bajo palos. Ahí estuvo el primero, la ecuatoriana lo vio cerca pero la defensa estuvo muy atenta al remate, pero el gol estaba cerca.

Cuando se ataca con esa intensidad y cuando el punto de mira y tu objetivo es solo uno, al final llega, tenía que llegar y llegó. Gol en propia puerta para abrir la contienda. De nuevo tras un córner desde el costado izquierdo de la portería del conjunto vallense, defectuoso rechace de cabeza de la defensa que caza Mery Martí con una volea de derecha espectacular provocando la estirada de la portera que solo acertó a despejar lo justo para que Marín, muy bien situada en el segundo palo, golpeara a bocajarro haciendo que el balón se estrellase contra una jugadora del Pozoalbense que acabó introduciendo el esférico en su portería.

Media hora de derbi y aún estaba por llegar uno de los mejores goles de la temporada. Balón abierto de Encarni que ve la internada de Cristi Medina por la banda derecha. Medina la bajó, la controló, dejó a su par sentada con un quiebro espectacular, levantó la cabeza y la encajó en la escuadra del palo largo. Gol no, golazo de Medina que cuando tienen el balón en sus botas, hace magia.

Parecía que se alcanzaría el descanso con este resultado pero el Pozoalbense se propuso empañar la hasta entonces, fácil victoria de las blanquiverdes. Se cumplían 2 de descuento cuando tras un córner desde el costado derecho de la meta local, Ana Iglesia cabeceó sola en el segundo palo el rechace de Gordillo que sólo pudo acertar a despejar el primer enviste pero no el segundo. Despiste de nuestra defensa para darle más emoción y dejar todo o casi todo por decidir en la segunda parte.

Durante la segunda mitad, el Pozoalbense adelantó líneas intentando asediar la portería rival mientras las de Chico, con un partido que se les había puesto muy de cara, veían ahora la necesidad de cerrar filas atrás y evitar que el marcador se pusiera en tablas, pero no por ello iban a encerrarse en su campo y pronto se pudo abrir la brecha definitiva para llevarse el encuentro si Marín, en el 51, hubiera materializado una ocasión clamorosa para las nuestras. Iban dos contra la meta visitante, encaraba sola con el acompañamiento de Martí a su izquierda y lo hizo todo bien; controló, condujo el balón solo tenía que dársela a Mery para que la empujará al fondo de la red pero quiso culminar la jugada en solitario con una vaselina que se le quedó corta y se la dio fácil a la guardameta vallense. Esa era la tranquilidad para las blanquiverdes. Las jugadas que hacen que se pase de sobrellevar un encuentro cómodo y vivir en tensión hasta el último momento, sin embargo, no fue la única ocasión que le quedaba por tener al Córdoba.

Martí y Avilés tuvieron las más claras hasta prácticamente el final del choque; a Mery se le escapaba un control en un mano a mano frente a la portera y a Avilés le pintaban un fuera de juego inexistente que habría supuesto el tercero para las nuestras a falta de 10 para el final.

Con algo de empuje pero con poco acierto, el Pozoalbense lo intentó casi hasta el final, pero no pudo con un Córdoba muy bien armado en todas las parcelas del terreno de juego, y que se hace prácticamente imposible de doblegar.

3 puntos más para las blanquiverdes, que acaban terceras tras esta jornada liguera, con 17 puntos.

Compartir