Muere Montserrat Caballé a los 85 años

DiagonalCQ

María Morales. La soprano Montserrat Caballé ha muerto a los 85 años en la madrugada de este sábado en el Hospital Sant Pau de Barcelona, han informado fuentes hospitalarias.

La soprano se encontraba ingresada desde mediados de septiembre en el centro.

El funeral será el lunes al mediodía en el Tanatorio de les Corts, mientras que el velatorio será este domingo a partir de las 14 horas en el mismo centro, según fuentes funerarias.

Montserrat Caballé nació el 12 de abril de 1933, en Barcelona.

Hija de Carlos Caballé Borrás y Ana Folch. Se crió en el seno de una familia muy modesta, pasando muchas estrecheces durante su infancia. Tuvo un hermano, Carlos, que se convertiría en su representante.

Recibió clases en el Conservatorio del Liceo además de cursar estudios de peritaje mercantil. También trabajó como dependienta.

Aprendió inglés y francés.

En 1950, cantó por primera vez en un escenario con el papel principal en La serva padrona de Pergolesi, en el Teatro Fortuny de Reus.

Debutó en 1956 en la ópera de Basilea (Suiza), donde tuvo que sustituir a la cantante principal de La Bohème, de Puccini, consiguiendo un gran éxito, lo que le permitió desde entonces desempeñar papeles de protagonista.

Se hizo con un amplio repertorio: Pamina (en La flauta mágica de Mozart), Tosca de Puccini y Aida de Verdi, entre otras. En 1959 cantó Salomé, de Strauss, en la ópera de Viena. Para la ópera de Bremen (Alemania) interpretó, por primera vez, los papeles de Violetta (en La Traviata, de Verdi) y Tatiana (en Eugenio Oneguín, de Tchaikovski).

Debutó en el Liceo de Barcelona el 7 de enero de 1962 protagonizando el estreno en España de Arabella, de Richard Strauss. Algún tiempo después lo hizo en La Scala de Milán como muchacha-flor en Parsifal de Wagner, y en 1964 en la ciudad de México, con Manon Lescaut, de Puccini, casándose, ese mismo año, con el tenor Bernabé Martí, con el que tuvo dos hijos, Montserrat y Bernabé.

En 1965, sustituyó a Marilyn Horne en la ópera de Gaetano Donizetti Lucrezia Borgia, en el Carnegie Hall de Nueva York consiguiendo uno de sus mayores éxitos. El público neoyorquino le dedicó una ovación de 20 minutos. A la mañana siguiente la prensa de la ciudad decía: “Ninguna publicidad previa podría haber previsto el tremendo impacto que esta mujer de corte goyesco causaría en un público mimado por las delicias de Callas y Sutherland

Después resucitó obras y autores menos conocidos para el gran público, como La Fiamma(1934), de Ottorio Respighi, La Vestale (1807), de Gaspare Spontini, o Saffo (1840), de Giovanni Pacini.

Compartió escenario con todos los grandes artistas, aunque afirmó tener una química especial con tres de ellos: José Carreras, Pavarotti y Plácido Domingo.

Además interpretó música ligera con varios cantantes entre ellos el solista de Queen, Freddie Mercury, con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos de Barcelona, en 1992.

En el año 1991 fue galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes. Recibió la Orden de Doña Isabel la Católica el Comandeur des Arts et des Lettres de Francia, el Premio Nacional de Música (1988) y la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes (1973). Además fue embajadora honoraria de Naciones Unidas y Embajadora de Buena Voluntad de Unesco.

El 9 de junio de 2013 fue condecorada con la Orden de Honor de Armenia, y el 18 de noviembre de 2013, recibió la Medalla Internacional de las Artes de Madrid.

En diciembre de 2015, un juez de Barcelona condenó a la soprano a seis meses de cárcel por un delito contra la Hacienda Pública, tras un pacto de la cantante con la Fiscalía y Abogacía del Estado en el que reconoció haber cometido un fraude fiscal de 508.562 euros en el IRPF de 2010, finalmente tuvo que pagar 240.000 euros, aunque no entró en prisión.

Falleció a los 85 años, el 6 de octubre de 2018, en el Hospital Sant Pau de Barcelona, donde se encontraba ingresada desde mediados de septiembre por una dolencia en la vesícula que padecía desde hacía años.

Compartir