Un niño de 11 años logra sobrevivir tras atravesarle la cabeza un pincho de cocina

DiagonalCQ

María Morales. Cerca de 100 profesionales médicos del sistema de salud de la Universidad de Kansas, trabajaron juntos el fin de semana pasada para salvar  un niño que tenía un pincho clavado en la cabeza. Xavier Cunningham de 10 años, estaba subiendo a una casa de árbol con sus amigos en Harrisonville, Missouri, el pasado sábado, cuando un enjambre de avispas comenzó a atacarlos.

Mientras que sus amigos se apresuraron a bajar la escalera, Xavier fue bombardeado por las avispas, por lo que cayó cuatro pies desde la escalera hasta el suelo aterrizando de cara sobre un pincho de carne de metal de 12 pulgadas, que sobresalía del suelo.  Los niños acaban de encontrar en pincho en un campo y lo habían clavado en el suelo.

El pequeño fue llevado de inmediato a un hospital en Harrisonville, donde los médicos lo trasladaron al Children’s Mercy Hospital en Kansas City, de donde fue llevado al Sistema de Salud de la Universidad de Kansas.  En lugar de someterlo a una cirugía de inmediato, los médicos pasaron horas recopilando información de cirujanos cerebrales (otorrinolaringólogos y otros especialista), preparándose para una cirugía que sería lo más delicada posible.

Familiares de Xavier pusieron su fe en manos de Dios, mientras que el equipo de médicos trabajó arduamente para remover el pincho.  La cirugía tomó horas, pero al final fue un éxito. El pincho perforó la cara de Xavier y casi le atravesó la nuca.  Pero logró fallar su cerebro, según dijo el padre. Miller expresó que su hijo sobrevivo a esta experiencia “realmente por un milagro”.

Compartir