El Hospital Vall d'Hebron inaugura la primera UCI de España con tecnología inteligente
Adentity

DiagonalCQ

Dobuss

La consellera de Salut de la Generalitat, Alba Vergés, ha inaugurado este miércoles la nueva unidad de cuidados intensivos (UCI) del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona que ha incorporado tecnología inteligente “pionera” y avanzada de monitorización y diagnóstico, que centraliza los datos de los 56 boxes a la vez que mejora la toma de decisiones de los médicos.

“Tenemos que sentirnos orgullosos” de esta mejora, ha destacado Vergés en su visita a la UCI, que ha puesto en valor por ser la mayor del Estado y una de las más grandes de Europa, con 3.500 metros cuadrados de extensión, y que puede atender a 2.200 pacientes al año de los que ha destacado que son de alta complejidad, con una media de nueve a diez días en la UCI.

La reforma ha contado con un presupuesto de 20 millones de euros -la mitad en infraestructuras y la otra mitad en equipamiento- y la consellera ha asegurado que se trata de un “cambio espectacular” tanto para los pacientes como para los profesionales, que hacían esta demanda desde hace años y que se empezó a planear la remodelación en 2003.

El equipamiento recoge datos de las constantes vitales, generando un Código Azul (con una luz azul en el techo del pasillo, ante el box) para avisar de una desestabilización, mientras que también recoge datos relativos a la seguridad -como información de la cama, sobre el peso del paciente, su posición y movilidad, pero también de los respiradores y otros aparatos-.

Ambos datos se integran en un único programa que recoge, por ejemplo, si el paciente quiere respirar pero los respiradores no se lo permiten, lo que ayuda a tomar decisiones, mientras que las habitaciones cuentan también con luz que imita los cambios en la luz solar y un detector sobre el ruido que se hace en la habitación, que avisa al pasillo con luz roja si se supera el límite.

Compartir