El Hospital Reina Sofía de Córdoba atiende ocho partos al día de media

DiagonalCQ

CBN. Un total de 1.503 bebés han nacido en el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba durante los seis primeros meses del año, lo que se traduce en una media de ocho alumbramientos diarios, siendo enero el mes de mayor actividad, con 267 partos, mientras que, en el primer semestre del año, se han registrado 1.466 partos, de los que 35 han sido gemelares (uno de ellos triple) y 303 cesáreas.

Por otra parte, según ha informado la Junta de Andalucía, de entre los bebés nacidos de enero a junio de este año, 797 han sido varones (53 por ciento) y 706 niñas (47 por ciento). La mayoría de los partos (80 por ciento) ha sido de forma natural, aplicándose la epidural en el 74 por ciento de los casos, y el 20 por ciento de los procesos ha requerido cesárea y el 8,2 por ciento del total de nacimientos ha sido prematuros (menores de 37 semanas de gestación).

La mayoría de los partos se han iniciado de manera espontánea (en el 72 por ciento de los casos), mientras que el 28 por ciento ha sido inducido principalmente por ser embarazos prolongados o presentarse casos en los que la bolsa estaba rota. Se trata de cifras muy similares a las del año anterior, cuando los profesionales de la Unidad de Gestión Clínica de la Mujer atendieron 1.515 alumbramientos, de los que el 79 por ciento fueron naturales.

Las mujeres que han dado a luz en el Hospital Reina Sofía han podido elegir el modo en que desean recibir este tipo de atención sanitaria, que figura entre las medidas incluidas en el Plan de Parto y Nacimiento de la Consejería Salud y que permite que las gestantes expresen por escrito cómo quieren hacerlo para que el alumbramiento se produzca en un entorno más favorable para la mujer y el bebé.

Del mismo modo, la Unidad de Gestión Clínica de la Mujer promueve que el parto sea de baja intervención, es decir, los profesionales permiten que éste evolucione de forma natural, minimizando el empleo de tecnologías o medicación que rompen su curso normal. Dicho plan pretende una participación activa de la mujer en la toma de decisiones que atañen a este momento tan especial, incrementando el protagonismo de ésta durante su propio parto.

Asimismo, también se potencia el vínculo entre madre e hijo, fomentando el contacto permanente de ambos desde el mismo momento del nacimiento. Para ello se aplican medidas como el contacto piel con piel en todos los partos normales, o el método canguro en niños de bajo peso que requieren ingreso.

El hospital también cuenta con un hotel de madres que en sus once años de vida ha permitido que más de 900 mujeres preserven el vínculo con su recién nacido. El Hotel de Madres es un espacio especialmente dotado que usan las mujeres dadas de alta con hijos ingresados, evitando su separación y garantizando así la continuidad de la lactancia.

También desde la Unidad de Trabajo Social, el Hospital Reina Sofía presta apoyo e información a las familias que puedan necesitarlo. En este sentido, las trabajadoras sociales informan a la familia en cuestión de las ayudas y prestaciones que las diferentes administraciones ofrecen y a las que pueden tener acceso.

Según ha explicado la trabajadora social Alicia García en el vídeo (https://youtu.be/aJs8kOVHKJI), “las principales circunstancias que dan acceso a las ayudas son el parto gemelar, familia numerosa, familia monoparental y recién nacidos, a los que se les diagnostica alguna patología crónica y requiere un soporte especial en estas circunstancias para los progenitores”.

Compartir