AUGC le traslada al PP en Córdoba las reivindicaciones de los guardias civiles
Guardia Civil

DiagonalCQ

Alvaro Sanchez. El secretario general de AUGC en Córdoba, Juan Ostos, se ha reunido con el presidente de la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados, Rafael Merino, y con el presidente provincial del Partido Popular, Adolfo Molina. En dicho encuentro se han abordado cuestiones de diversa índole, todas ellas relacionadas con las condiciones socio laborales de los guardias civiles.

Los representantes de ambas organizaciones han coincidido en que el acuerdo suscrito por las asociaciones profesionales de la Guardia Civil y los sindicatos de la Policía Nacional con el anterior Gobierno, y asumido por el actual ejecutivo, debe respetarse en todos sus términos y llevarse a efecto con la menor dilación posible, hasta alcanzar la equiparación salarial de ambos cuerpos estatales con las policías autonómicas, poniendo fin así a una injusticia que dura ya demasiados años.

Para ello AUGC ha pedido a los representantes populares que, ya sea desde la oposición o desde el gobierno, pongan todo lo necesario de su parte para llevar a buen puerto ese objetivo, ante lo cual ambos dirigentes han dejado claro el compromiso de su partido con una equiparación salarial que consideran justa e ineludible, así como han recordado que de hecho fue el Gobierno de Mariano Rajoy el que suscribió el acuerdo que ahora debe materializarse.

En la reunión también se han tratado otras cuestiones relevantes, poniendo AUGC sobre la mesa la inaplazable revisión del modelo policial y la reorganización del despliegue territorial, así como la necesidad de un catálogo de puestos de trabajo y del establecimiento de turnos laborales, la inaplicación del Código Penal Militar a los guardias civiles y el derecho de sindicación.

Por otro lado, ambas organizaciones han abordado el déficit de recursos humanos en la provincia de Córdoba y la influencia de dicha circunstancia en el incremento de los índices de criminalidad y siniestralidad en las carreteras, así como el mal estado de las instalaciones y de los vehículos, y la necesaria dotación de medios materiales como chalecos de protección, defensas extensibles, taquillas y mobiliario.

 

Compartir