El Hospital Reina Sofía de Córdoba, con 6.000 empleos, es la empresa con mayor impacto económico en la ciudad
Reina Sofía Córdoba.
Adentity

DiagonalCQ

Dobuss

Un estudio analiza la contribución a la economía, el empleo generado, la formación de profesionales, la organización de congresos y el impacto de los recursos empleados para generar actividad asistencial que supera los 650 millones de euros

 “El Hospital Universitario Reina Sofía es la empresa con mayor impacto económico en la ciudad de Córdoba, moviendo más de 650 millones de euros anuales lo que la sitúa como la de mayor impacto de la ciudad” ha señalado hoy la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María Ángeles Luna, durante la presentación de un estudio realizado por profesionales de la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de Córdoba y del propio hospital, en el que se analiza cómo contribuyen al bienestar económico de la ciudad el desarrollo de la actividad diaria del complejo hospitalario.

El estudio se ha centrado en el análisis del periodo comprendido entre 2009 y 2017, utilizando fuentes de información pública, tales como como el Instituto Nacional de Empleo, la Encuesta de Población Activa o las memorias de actividad del Hospital Universitario Reina Sofía.

Luna que ha presentado el estudio junto a la directora gerente del Hospital Reina Sofía, Valle García, ha señalado que “este estudio avala, como no puede ser de otra manera, la apuesta del gobierno de la Junta de Andalucía por la sanidad pública, que ha hecho, en el caso concreto de este Hospital, que se haya convertido en una de las señas de identidad de todos los cordobeses y cordobesas, no sólo por su capacidad para generar salud, sino también por su contribución decisiva a la mejora del sistema productivo de la ciudad y, en definitiva, a la generación de riqueza, empleo de calidad y bienestar”.

“Un valor añadido más a la sanidad pública, que pone de manifiesto que el sistema sanitario público andaluz aporta a la sociedad cordobesa mucho más que simplemente cuidados y servicios médicos, aunque ésta sea su objetivo principal” ha explicado la delegada. Para ésta “es importante que la sociedad cordobesa conozca lo que aporta su hospital a la ciudad y a la provincia”, señala Luna. En esta misma línea, la delegada ha indicado que “el valor intangible que supone el prestigio del Hospital y de sus profesionales es incalculable ya que supone un poder no sólo de atracción de riqueza, sino también de proyección de Córdoba que afianza aún más nuestra referencia y el sentido de la pertenencia que los cordobesas y cordobesas tenemos con nuestro hospital”.

Para Luna la situación del centro hospitalario en Córdoba “no es fruto de la casualidad, sin lugar a dudas, es el resultado de una apuesta decidida del gobierno de la Junta de Andalucía por la sanidad pública y del trabajo de sus profesionales”.

Empleo

 Luna ha explicado que sólo el año 2017 el hospital contó con un presupuesto cercano a los 350 millones de euros y en materia de empleo, “los principales datos que el informe aporta señalan que el hospital genera cerca de 6.000 empleos”. El hospital es así, con diferencia, la empresa con más empleados y presupuesto de Córdoba, tomando como referencia la segunda empresa más importante de la ciudad, que es el Ayuntamiento.

Además, teniendo en cuenta la población afiliada a la seguridad social, cerca del 5% de las personas que trabajan en la ciudad de Córdoba, lo hacen en el Hospital Reina Sofía. Destacando especialmente la presencia de la mujer en el total de la plantilla (73,5%) y, sobre todo, en los puestos directivos, ya que son ocupados al 50% por hombres y mujeres.

De los datos del estudio, se desprende que aunque la población de la capital ha decrecido desde el año 2010 en un 0,76% (pasando de los 328.428 habitantes a los 325.919 registrados en 2017), el total de empleos directos e indirectos generados por el hospital se ha incrementado en un 1,86% (ya que se ha pasado de 5.888 a 5.998 empleados). El hospital genera un total de 5.998 empleos lo que supone casi el 3% de toda la población de 24 a 69 años de la ciudad de Córdoba y la estimación de que “aproximadamente un 8% de la población total de Córdoba vive directamente del salario recibido por su trabajo en el hospital” ha puntualizado la delegada.

Por otro lado, al analizar la población en edad laboral (de 24 a 69 años), los porcentajes señalan un descenso poblacional del 0,9% frente al aumento del 1,28% en el número de trabajadores del hospital.

Además, de los datos del estudio se desprende que si sólo se tiene en cuenta la población afiliada a la seguridad social el año pasado (127.779 personas), “cerca del 5% de las personas que trabajan en la ciudad de Córdoba lo hace en el Hospital Reina Sofía, siendo la empresa que más empleo genera con diferencia” ha explicado Luna.

En cuanto a la perspectiva de género en el empleo, el estudio indica que en el Hospital Reina Sofía un 73,5 % de la plantilla son mujeres y que el porcentaje de mujeres en el hospital sigue aumentando, lo que sitúa al centro como la empresa de Córdoba que mayor impacto tiene sobre la contratación de mujeres. Así, si nos detenemos en el año 2017, el 71% de la contratación del hospital es para mujeres, mientras que en Córdoba capital, se sitúa en el 41%. Poniendo el foco en los puestos de trabajo de mayor responsabilidad, el Hospital Reina Sofía registra paridad al 50% en puestos directivos y, en los cargos intermedios, los porcentajes de representatividad se sitúan en el 42% para las mujeres.

En relación al tipo de contratación, destacan dos aspectos: que el porcentaje de contratos indefinidos es mayor en el hospital que en la ciudad (lo que se traduce en mayor estabilidad laboral) y que no existen diferencias por sexo en los contratos indefinidos entre hombres y mujeres en general.

Turismo de congresos

 Otro elemento sin duda importante que se analiza es el turismo de congresos. En esta línea, de los 78 encuentros de media registrados desde 2011 hasta 2016, el 20% corresponden al sector sanitario, arrojando una media de 16 eventos anuales. Estimando una asistencia media de 200 personas, “cada año una media de más de 3.000 profesionales visitan nuestra ciudad para asistir a un evento sanitario, aportando un gasto medio diario de 260 euros, lo que se traduce en un impacto económico anual de dos millones de euros para Córdoba”, ha indicado la delegada.

 Pacientes, impuestos y proveedores

 La directora gerente del hospital, Valle García, ha puesto de manifiesto que “la imagen de innovación del centro impregna el ámbito asistencial, docente e investigador”. Este carácter vanguardista, para la doctora García, “está en el ADN de un centro puntero que crece cada día”. Y entre las razones que hace que el hospital sea referente en esta triple vertiente destaca “el amplio legado dejado por sus profesionales, el fuerte atractivo de un hospital como éste y el fuerte compromiso de sus trabajadores. También es centro de referencia (cuenta con 6 unidades CSUR y dos pendiente de acreditación)”. Por su parte, en el ámbito docente, ha resaltado la captación de residentes y especialistas extranjeros que se forman en el Hospital Reina Sofía y también ha puesto en valor la investigación puntera que se desarrolla de la mano del IMIBIC y la Universidad de Córdoba. La directora gerente ha finalizado destacando que es un centro que vive con su ciudad, siendo una de sus principales señas de identidad.

El hospital cuenta con 42 unidades de gestión clínica y una treintena de unidades de soporte que facilitan el funcionamiento del complejo. En cuanto a la actividad asistencial, el Hospital Reina Sofía acumula 42 años de vida y anualmente registra cerca de 39.500 ingresos, se realizan más de 37.000 intervenciones quirúrgicas, unas 760.000 consultas de especialista, se atienden cerca de 210.000 urgencias y una gran actividad en materia de donación y trasplante con un balance que sitúan al Hospital Reina Sofía a la cabeza de la tasa interanual de donación andaluza, con 67,9 donantes por millón de población.

En este punto, la delegada ha insistido en “el importante porcentaje de empresas con sede social en Córdoba que trabajan con el hospital como proveedoras, que suponen el 40,7% del total de proveedores del centro y que facturan a la sanidad en la provincia más de 241 millones de euros al año“.

Otro factor que revierte en las arcas públicas desde el hospital es la aportación de “una media de 53,5 millones de euros en concepto de recaudación impositiva (IRPF, IVA…)”, según Luna.

El estudio también valora la aportación de la población asistida que proviene de fuera de la ciudad de Córdoba. Teniendo en cuenta sólo a los pacientes que permanecen ingresados un mínimo de 24 horas, el informe señala que se contabilizan 136.270 estancias de pacientes que no viven en Córdoba capital al año. Estos pacientes tienen, como mínimo, un acompañante, además de las visitas esporádicas de familiares que recibe. Igual ocurre con las cerca de 320.000 consultas que se realizan en pacientes que se desplazan desde otras poblaciones y que generan ingresos.

Formación y actividad científica

 También ha indicado la delegada que “la formación también es un área que devuelve riqueza y bienestar a la sociedad y que tiene su impacto económico en la ciudad, ya que gran parte del personal en formación procede de otros lugares y genera ingresos en el municipio (alquileres o compras)”. En este sentido, el hospital suma un total de 1.446 estudiantes de pregrado y 287 de postgrado.

A la formación pregrado y postgrado se unen las actividades científicas que se celebran en la ciudad, un bien intangible que repercute económicamente en la ciudad.

Impacto ambiental

 Y finalmente, la delegada ha puesto en valor que además de los indicadores económicos y científicos, “el Hospital está muy sensibilizado con reducir al máximo posible el impacto medioambiental con la consiguiente repercusión positiva del centro en el lugar en el que se ubica”.

En este sentido, el consumo de la energía eléctrica se ha mantenido estable en los últimos años y ya está construida la nueva central térmica que permitirá reducir las emisiones de CO2 en un 25%, implantando para ello energías renovables y produciendo un ahorro estimado en cerca de dos millones de euros al año.

Igualmente ocurre con el consumo de agua, ya que gracias a las inversiones realizadas para renovar las instalaciones se han evitado pérdidas de agua innecesarias permitiendo estabilizar el consumo.

En cuanto a la gestión de residuos, el centro hospitalario está acreditado por la norma ISO 14001 que garantiza que se realiza una gestión adecuada.

 

Compartir