Pintarrajean la fachada de Praterias de la Catedral de Santiago
Adentity

DiagonalCQ

Dobuss

María Morales. Una escultura del siglo XII de la fachada románica de Praterías de la Catedral de Santiago de Compostela ha sufrido este lunes un acto vandálico con una pintada con la palabra Kiss escrita en azul y unos bigotes a emulación de uno de los miembros de este grupo de rock.

El autor se expone a una sanción en torno a 6.000 y 150.000 euros, ya que se contempla como “una infracción grave” en la ley de patrimonio cultural, según ha explicado el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez.

Así, el conselleiro ha calificado este lunes el acto como un “auténtico atentado cultural”, de forma que al autor se le aplicará “con la mayor contundencia posible” la ley. Asimismo, el director de la Fundación Catedral, Daniel Lorenzo, ha informado frente a la pintada de que los técnicos restaurarán la pieza esta tarde.

Por su parte, el alcalde de Santiago de Compostela, Martiño Noriega, ha resaltado que “frente a este tipo de actuaciones” la administración es “intolerante”, porque afectan al patrimonio, “la razón de ser de la ciudad”. También, ha mandado un mensaje a la ciudadanía para pedir “civismo” y “respeto” al patrimonio.

Su repercusión sobre la pieza no será “tan grave”, ya que se espera que se pueda limpiar sin daños para la escultura, y el coste de su restauración “no será elevado”, debido a que usarán máquinas de rayos láser que tienen a su disposición gracias a la restauración que se ha hecho del Pórtico de la Gloria, según ha apuntado Lorenzo.

Aunque este acto es “absolutamente reversible”, el consellerio ha insistido que “es importante” que “el conjunto de sociedad asuma la conciencia de la preservación del patrimonio cultural”, “no solo como una fuente de identidad y cultura, sino también como una fuente importantísima de recursos económicos”.

Esta figura de más de 800 años data de la época en la que el arzobispo Xelmírez estaba al frente de la diócesis en Santiago. Está situada en una columna de mármol y Daniel Lorenzo la define como “muy relevante”. Al formar parte de un conjunto patrimonial histórico, Lorenzo señala que es “imposible de valorar”, con todo aguarda que se restaure “sin demasiados problemas”.

Compartir