Juana Rivas podrá pasar 15 días este verano con sus hijos en Cerdeña

Adentity

Dobuss

Bebrand

El Tribunal de Cagliari (Italia), donde se sigue el proceso sobre la custodia de los hijos de Juana Rivas, ha ratificado la declaración en la que concedía a esta madre de Maracena (Granada) condenada en España con sentencia no firme a cinco años de cárcel por un delito de sustracción de menores y a seis sin la patria potestad, poder pasar 15 días con los menores en Cerdeña este verano, pero no en territorio español.

Así lo han indicado fuentes del caso a Europa Press tras una vista desarrollada este lunes, en la que -con la presencia de Francesco Arcuri, el padre de los niños, al que Juana Rivas acusa de malos tratos, y los letrados de ambas partes- se ha analizado la petición de la progenitora de que se modificara la resolución para poder trasladar a los menores a España durante el período de vacaciones escolares.

Sin embargo, la autoridad judicial ha confirmado la resolución del pasado 12 de julio sobre el “derecho de acceso ya otorgado a Rivas”, quien solo podrá ver a los niños en Cerdeña durante 15 días consecutivos antes del comienzo del periodo escolar.

Tanto la Fiscalía como la acusación particular, que ejerce su expareja, que tiene concedida provisionalmente la custodia de los niños de Italia, donde conviven con él en la actualidad, no han interesado el ingreso en prisión en tanto se resuelven los recursos.

La autoridad judicial del país italiano ha llamado la atención en la vista, además, sobre las “presiones” que entiende está recibiendo de asociaciones españolas que se han manifestado en los últimos días en contra de la sentencia española, han informado las mismas fuentes.

Cabe recordar que el Juzgado de lo Penal 1 de Granada ha condenado a Rivas a un total de cinco años de prisión como autora de dos delitos de sustracción de menores después de que el pasado verano permaneciera un mes en paradero desconocido con sus dos hijos incumpliendo las resoluciones judiciales que le obligaban a entregarlos al padre, el italiano Francesco Arcuri, al que acusa de malos tratos; extremo que él siempre ha negado.

El magistrado también ha condenado a esta madre a ser privada de ejercer la patria potestad sobre los niños, de doce y cuatro años, durante un periodo de seis años, en la línea de lo que había solicitado la fiscal del caso, y a indemnizar con 30.000 euros a Arcuri, que ha ejercido la acusación particular en la causa.

Asimismo, varias asociaciones de mujeres entregaron este pasado jueves 2 de agosto al Ministerio de Justicia 258.000 firmas para pedir el indulto de Juana Rivas con el objetivo de poner fin “cuando antes” a su “sufrimiento” y “calvario” y el de sus dos hijos.

Compartir