Cuatro jóvenes solidarios recorren en bici desde Córdoba a Finisterre para apoyar a Autismo Córdoba
Adentity

DiagonalCQ

Dobuss

Alvaro Sánchez. Cuatro jóvenes cordobeses (Rafa Heredia, Suso Muñoz y los hermanos Ignacio y Álvaro Delgado) acaban de comenzar el Camino a Santiago en bicicleta, con salida en Córdoba y llegada a Finisterre, con el propósito de ayudar a la puesta en marcha del proyecto de Autismo Córdoba, #YotambienJuegoTeaPuntas. «Esta iniciativa quiere mejorar los recursos y la formación en centros educativos para atender mejor en los recreos a los niños con trastorno del espectro autista (TEA)», explicó Rafa Heredia, impulsor de esta acción junto con Álvaro y a la que se sumaron después Ignacio y Suso.

Estos cuatro corredores partieron el pasado lunes de la iglesia de Santiago de Córdoba y tienen previsto efectuar unas 15 etapas hasta llegar a su objetivo. Para colaborar con su reto se pueden donar cuatro euros por cada kilómetro recorrido en la sede de Autismo Córdoba (avenida Vía Augusta, 1 y 3) o realizando aportaciones en la cuenta de Cajasur ES88 0237 6025 70 9161805236.

Estos jóvenes lograron hace unos meses que la fundación GAES les concediera 1.500 euros para realizar este camino solidario, acción que les va a permitir a su vez que otras personas colaboradoras se involucren ahora donando 4 euros por kilómetro realizado, de los 1.000 kilómetros que suponen el reto. La ayuda de GAES formaba parte de una campaña de apoyo a proyectos de índole deportiva y solidaria.

Rafa Heredia apuntó que hoy martes ya han completado la segunda etapa hasta Campanario (Badajoz) y que intentarán ahorrar lo que puedan de los 1.500 euros que les concedió GAES para donarlo también a Autismo Córdoba.

El presidente de Autismo Córdoba, Miguel Ángel López, agradeció el gesto de estos jóvenes que «posibilitará que se aproveche de forma más beneficiosa el tiempo del recreo de niños con autismo». López incidió en que “el fin del proyecto #YotambienJuegoTeaPuntas es mejorar la integración y la participación de niños con trastorno del espectro autista en los recreos y en otro tipo de actividades que se desarrollan en los colegios, en colaboración con Autismo Córdoba”.

“Se trata de implantar una guía en los centros educativos para mejorar la calidad de vida de los niños con TEA para que en el tiempo de recreo tengan más oportunidades de participación, que sin los adecuados apoyos son más complicadas. Con los fondos que se obtengan formaremos a los profesionales que sea de los centros educativos que sea necesario en el uso de los recursos que contiene esta guía”, añadió López.

Uno de estos cuatro corredores, Suso Muñoz, ya realizó el año pasado el Camino de Santiago en solitario, con el objetivo de conseguir fondos para que el colegio en el que trabaja, Sagrada Familia (Las Francesas), consiguiera fondos para que el centro contara con un monitor de educación especial, misión que logró completar con éxito. El objetivo ahora es recuadar más de 4.000 euros para implantar este proyecto en al menos 15 colegios, recalca Rafa Heredia.

Compartir