Varias familias se ofrecen a adoptar a las hijas de la joven asesinada por su expareja
Adentity

DiagonalCQ

Dobuss

María Morales. Varias familias vecinas de Lepe (Huelva) se han ofrecido para adoptar a las hijas de Cristina M., la mujer de 24 años de edad de nacionalidad rumana que este sábado ha sido asesinada, presuntamente, a manos de su expareja y padre de las niñas, con el fin de que pasen el menor tiempo posible en un centro de acogida de menores.

La presidenta de la Asociación de Rumanos de la Costa de Huelva (ARCOH), Mihaela Ciliciu, ha explicado que una familia en concreto se ha dirigido a este colectivo con el fin de ofrecerse para la adopción de las dos niñas, de 2 y 5 años, con la premisa de que las menores no se separen y estén acogidas por la Junta el menor tiempo posible. De la misma forma, varias familias, no solo de la localidad, sino de municipios cercanos, se han mostrado dispuestas a adoptar a las niñas, tras conocer por los medios de comunicación que la mujer no tiene familia en Lepe, y los únicos familiares cercanos son del padre y presunto asesino.

Mientras se dilucida qué pasa con las niñas, poco después de las 16:00 horas del pasado sábado las dos ingresaron en un centro tutelado por la Junta, tras un intenso trabajo psicológico con las menores para que no se diesen cuenta de la situación que estaban viviendo.

A las niñas se las ha aplicado el protocolo de urgencia para estos casos, de modo que se las ha derivado a una vivienda con profesionales que cuidarán de ellas hasta que se tome una decisión definitiva en torno a ellas. La premisa, en estos casos, es que las menores estén tuteladas en la vivienda de acogida el menor tiempo posible.

Compartir