España recibirá al Aquarius, un barco con más de 600 inmigrantes a bordo
Inmigrantes son rescatados por la organización SOS Méditerranée y trasladados al barco Aquarius (Reuters)
Adentity

DiagonalCQ

Dobuss

España anunció que acogerá al barco Aquarius, con 629 inmigrantes a bordo, que navega a su suerte en el Mediterráneo por la negativa de Italia y Malta a recibirlo en sus puertos.

El nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dado instrucciones para que España “cumpla con los compromisos internacionales en materia de crisis humanitarias” y acoja al barco en el puerto mediterráneo de Valencia.

Es nuestra obligación ayudar a evitar una catástrofe humanitaria y ofrecer ‘un puerto seguro’ a estas personas, cumpliendo de esta manera con las obligaciones del Derecho Internacional”, señala el comunicado.

En el barco de la ONG francesa Sos Méditerranée viajan 629 inmigrantes rescatados en las últimas horas, de ellos, 123 son menores no acompañados, 11 niños pequeños y siete mujeres embarazadas.

El barco va a la deriva por el Mediterráneo después de que el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, declarase ayer que “Italia comienza a decir ‘no’ al tráfico de seres humanos y a la inmigración ilegal, en un mensaje en las redes sociales.

Además, Salvini y el ministro de Infraestructuras y Transportes, Danilo Toninelli, del Movimiento 5 Estrellas (M5S), pidieron en un comunicado que “Malta asumiera sus responsabilidades” y acogiera a estas personas.

En medio de la puja entre ambos países, la agencia de la ONU para los refugiados instó a Italia y a Malta a que permitan el desembarco de inmediato de los migrantes en sus puertos.

El estadounidense David Beversluis, uno de los doctores de Médicos Sin Fronteras (MSF) que se encuentran a bordo del Aquarius, alertó a EFE de que no tienen “suficiente comida” para los 629 inmigrantes que llevan a bordo.

Beversluis afirmó: “Tienen agua y alimentos para todos, pero solo para hoy, y no van a tener suficiente para mañana“.

Los inmigrantes fueron rescatados el sábado pasado y la mayoría presentaba síntomas de cansancio y deshidratación.

Compartir