Más 72.000 jóvenes andaluces se forman en prevención de accidentes de tráfico gracias al programa
Adentity

DiagonalCQ

Dobuss

María Morales. La Consejería de Salud ha formado a más de 72.000 jóvenes andaluces de entre 14 y 18 años en materia de prevención de accidentes de tráfico a través del programa ‘Road Show’, implantado en 2009 como una de las acciones del Plan Integral de Atención a la Accidentabilidad en Andalucía para concienciar a la población más joven de los graves riesgos que tienen los accidentes de tráfico no sólo para la víctima, sino también para la familia y la sociedad en su conjunto. En estas acciones se cuenta con la colaboración de la Consejería de Educación, Ayuntamientos, la Asociación Española para el estudio de la Lesión Medular Espinal (AESLEME) y la Asociación IRSA (International Road Safety Academy).

En esta escenificación multimedia se intenta trasladar con especial impacto todo lo que ocurre en un suceso de estas características, contando con testimonios reales de personas que han sufrido un accidente, familiares y profesionales que intervienen en el rescate y asistencia de las víctimas, como son los diferentes servicios de Urgencias y Emergencias y cuerpos de Seguridad. Hasta 5.700 personas han participado hasta ahora en estas representaciones.

La consejera de Salud, Marina Álvarez, ha asistido hoy a una de estas representaciones que ha acogido la Universidad de Córdoba, en el Campus de Rabanales, congregando a unos 500 jóvenes de Enseñanza Secundaria Obligatoria pertenecientes a los municipios cordobeses de Peñarroya, Aguilar de la Frontera y Villaviciosa.

La responsable de la sanidad pública andaluza ha recordado que los accidentes de tráfico constituyen la primera causa de mortalidad y lesión medular traumática en las edades más jóvenes y “provocan un elevado coste en términos de sufrimiento humano, por la pérdida en sí de las personas que fallecen y por las importantes secuelas que generan, produciendo cambios drásticos en los proyectos vitales de muchas personas y familias”. Es por ello que ha incidido en que estamos ante sucesos prevenibles en la gran mayoría de casos, por lo que “es fundamental respetar las normas de seguridad vial y ponerse al volante con responsabilidad”.

En este sentido, la consejera ha expresado que lo que se busca con actividades como las de hoy es lanzar “un mensaje positivo a los más jóvenes, transmitirles que los accidentes de tráfico se pueden y se deben prevenir, tomando conciencia, no teniendo conductas de riesgo, para así poder evitarlos y vivir en plenitud y con salud”.

 

Compartir