El olivo y el aceite de Córdoba, con Medina Azahara, en su aspiración a ser

DiagonalCQ

Representantes de las cuatro denominaciones de origen de aceite de oliva virgen extra de Córdoba han plantado hoy un olivo en Medina-Azahara como símbolo del apoyo del campo cordobés a la candidatura del conjunto monumental a Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Córdoba, Esther Ruiz, que ha participado en el acto, ha definido el sector del aceite como “sinónimo de desarrollo económico y social” porque constituye una forma de vida en el medio rural cordobés, “que es una seña de nuestra identidad y nuestra cultura”.

 Asimismo, la delegada ha recordado que la candidatura de Medina Azahara “aúna trabajo e ilusión y concita unión en torno a un objetivo común que traerá beneficios para una mayor difusión y promoción de nuestra ciudad y provincia y reforzará nuestro prestigio como destino de cultura, basado en nuestra rica historia y patrimonio”.
Por su parte, el presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, ha resaltado “el importante empuje” que supone el apoyo de este sector productivo del campo cordobés que “constituye uno de los motores de desarrollo económico más relevantes de nuestra provincia”.
El acto ha contado también con la presencia de la vicepresidenta de la DO Baena, Luz Mar Urbano, el presidente de la D.O. de Montoro-Adamuz, Francisco Terán; el presidente de la D.O. de Lucena, Antonio Cañete, el presidente de la DO de Priego de Córdoba, Francisco Serrano, y regidores de los municipios de las denominaciones de origen.
Compartir