La 35ª edición de la Cata del Vino Montilla-Moriles abre sus puertas el próximo miércoles

Alba Cardenas

Alba Cardenas

DiagonalCQ

Dobuss

Alvaro Sánchez. La Sala Mudéjar del Rectorado de la Universidad de Córdoba acogió esta pasada semana la presentación de la XXXV Cata del Vino Montilla-Moriles, actividad que tendrá lugar en la explanada del Palacio de la Merced, sede de la Diputación, del 18 al 22 de abril y que se presenta como el prólogo al Mayo festivo cordobés.

El objetivo general de este proyecto es la promoción de los vinos de la DOP Montilla-Moriles además de posicionar la Denominación como marca referente de la provincia de Córdoba atendiendo a los consumidores y a la restauración; fidelizar al cliente-consumidor a través de ideas de consumo responsable de productos locales; y conseguir la identificación de los diferentes productos como parte de una única Denominación de Origen, entre otros.

El máximo representante de la institución provincial, Antonio Ruiz, ha declarado durante el acto que “este evento ya no tiene sólo el objetivo de posicionar la marca Montilla-Moriles como un referente de nuestra provincia, ya que nuestros vinos son cada vez más conocidos y apreciados, no sólo en Córdoba sino fuera de ella, por lo que persigue seguir proyectando la marca a nivel nacional y mundial, haciendo así de nuestros vinos una de las principales tarjetas de presentación de la provincia, además de un elemento en torno al cual gira una cultura arraigada al territorio y que genera actividad económica”, ha manifestado Ruiz.

Ruiz ha destacado la labor de la Denominación de Origen Montilla-Moriles y de los ayuntamientos que la integran, así como del Ayuntamiento de Córdoba y del resto de administraciones que colaboran y aportan recursos.

En este sentido, el máximo representante institucional ha insistido en que “nuestros vinos Montilla-Moriles son mucho más que un producto de excelencia ya que son la bandera de nuestra tierra, hacen la marca Córdoba”.

“Nuestro vinos aglutinan además una serie de virtudes muy importantes que no sólo tienen un peso específico e importante en la agroindustria cordobesa, sino que además influyen en el turismo, ese sector tan estratégico para nuestra tierra, habla de nuestra cultura, de nuestra idiosincrasia y de la forma de ser de los cordobeses y cordobesas” ha resaltado Ruiz.

“Contar con un producto de estas características no es fácil. Detrás de esa excelencia, y de sus características importantes, hay un gran trabajo de los agricultores del sector y éste teníamos que cerrarlo de la mejor manera con esta Cata” ha apuntado el presidente.

Finalmente, Ruiz ha insistido en que “se trata de una cata que cada año presenta novedades y es un honor para la Diputación ceder los espacios y ponerlos a disposición de este evento, porque entendemos que la ubicación del Palacio de la Merced también contribuye al éxito de las visitas y la repercusión económica y de ocupación hotelera que se está consiguiendo cada año”.

Como en anteriores ocasiones, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Montilla-Moriles ha previsto un completo programa de actividades formado por catas dirigidas, actividades promocionales, presentaciones y la celebración de la V Semana del Vino Montilla-Moriles

Compartir