Córdoba albergará el próximo noviembre una gran cumbre sobre la Mezquita-Catedral promovida por la S.E. de Estudios Árabes
Cúpula de la Maqsura de la Mezquita-Catedral de Córdoba. / Foto. commons.wikimedia.org

Alba Cardenas

Alba Cardenas

DiagonalCQ

Diagonal

Dobuss

Álvaro Sánchez. La Sociedad Española de Estudios Árabes (SEEA) celebrará en Córdoba el próximo mes de noviembre su XXV Simposio, en el que expertos arabistas de todo el país analizarán el trato que históricamente se le ha dado y el que actualmente se le está dando a la Mezquita-Catedral de Córdoba.

Según el secretario de la SEEA, el profesor de la Universidad de Sevilla Pedro Cano, será en la sede de Casa Árabe en Córdoba donde se celebrará el Simposio, “para difundir y debatir el asunto del trato que se le dio y se le está dando a la Mezquita-Catedral”, en cuestiones tales como las restauraciones e intervenciones de las que ha sido y es objeto.

Según Cano, es intención de la SEEA “reunir a técnicos y especialistas en la Mezquita-Catedral de Córdoba, como son arquitectos, arqueólogos, epigrafistas, arabistas, medievalistas, historiadores, historiadores del arte, etcétera, para que debatan e intenten acordar y sugerir una serie de puntos y actuaciones”, referentes al monumento más visitado de Córdoba, declarado Patrimonio de la Humanidad.

En este sentido, ha señalado que “los arabistas estamos interesados y preocupados por algunas restauraciones de la Mezquita-Catedral”, pues incluso han dado lugar a “falsas inscripciones árabes”, y Cano se ha preguntado si “¿se debe explicar, describir y hacer comprensible eso y mantenerlo o bien eliminarlo?”, pues no pertenece al monumento original, en el que sí que “hay varias inscripciones originales en epigrafía árabe inscritas en los siglos de su construcción, tanto en época emiral, como en época califal”.

Cano ha recordado que, “a lo largo de los siglos, los andalusíes y los cristianos castellanos, y luego españoles, han restaurado e intervenido en el valiosísimo edificio de la Mezquita o Mezquita-Catedral en varias ocasiones”, hasta que “a principios del siglo XX Ricardo Velázquez Bosco realizó diversas restauraciones” y “se le ocurrió ordenar la realización de varias inscripciones árabes, en relieve y en estilo cúfico florido y simple, imitando el de la época del califa al-Hakam II”.

A su juicio, “es necesario e imprescindible respetar la originalidad y los valores arquitectónicos, históricos y religiosos de este singular y bellísimo edificio y, especialmente, los islámicos”, y el próximo noviembre, en el Simposio de la SAAE, “trataremos estos asuntos sobre la Mezquita-Catedral de Córdoba”.

Compartir