La Ley de Discapacidad sitúa a Andalucía a la vanguardia en la inserción

Alba Cardenas

Alba Cardenas

DiagonalCQ

Diagonal

Dobuss

María Morales. La delegada del Gobierno, Esther Ruiz, ha señalado que “Andalucía está a la vanguardia en lo que a atención social y políticas inclusivas se refiere con la Ley de Discapacidad, aprobada en octubre del pasado año y que concede importancia capital a la formación y el empleo de las personas discapacitadas, y obliga a las administraciones públicas a incluir en su agenda medidas de igualdad que favorezcan la inclusión socio-laboral de aquellos que más lo necesitan”.

Estas declaraciones las ha realizado en el acto de entrega de los diplomas ‘Estamos prep@rados’ a empresas e instituciones cordobesas que promueven la inserción laboral de personas con síndrome de Down, entre ellas la Delegación de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía. Este acto está enmarcado en el programa ‘Yo me prep@ro’ que tiene por objetivo la formación de trabajadores con síndrome de Down en el uso de nuevas tecnologías y así facilitar su inserción laboral en empresas ordinarias. En esta edición han participado 16 personas.

Ruiz ha felicitado a la Fundación Vodafone y a Córdoba Down por esta iniciativa, “un claro ejemplo de la voluntad de las empresas de llevar a cabo una labor social que respalde a los que más lo necesitan”.

Para la delegada, es “fundamenta la labor que llevan a cabo las administraciones, para normalizar, integrar y dignificar la vida de las personas con discapacidad y su correspondencia con el compromiso del resto de organismos públicos, empresas y la sociedad en general, para facilitar la inserción laboral que significa una oportunidad para estas personas y a la vez su trabajo y su aportación reporta innumerables beneficios para todos y todas”.

Para la delegada, “en nuestra sociedad sólo caben términos como inclusión, solidaridad, igualdad de oportunidades y cohesión social. Esta es la única manera de luchar por una sociedad más justa e igualitaria y también más digna”.

El Gobierno andaluz cuenta con la participación de las asociaciones y colectivos que representan a las personas con algún tipo de discapacidad, como interlocutoras legítimas con la administración y a la vez, referente de atención, convivencia y mejora de la calidad de vida de todo aquel que sufre alguna discapacidad física o intelectual.

La Junta de Andalucía mantiene en el horizonte temporal 2014-2020, un convenio con la Asociación Síndrome de Down, para promover la formación e inserción laboral de estas personas, propiciando la realización de prácticas profesionales en los distintos centros de trabajo de la delegación.

El alumnado cuenta con un tutor de la asociación responsable del programa, que coordina y asegura la buena marcha de las prácticas. Este año la Asociación ha incluido este convenio en un proyecto de refuerzo de la empleabilidad “Uno a Uno”, cofinanciado por el Fondo Social Europeo en el marco del Programa Europeo de Empleo Juvenil.

Las prácticas tienen una duración de 100 horas y se realizan a lo largo de seis meses. En concreto, el acuerdo recoge que los participantes en este programa se formarán en distintas tareas laborales administrativas, de ordenanza, mantenimiento o jardinería, entre otras alternativas. El objetivo es que completen su formación, aprendiendo a desenvolverse en un entorno profesional y desarrollando al máximo sus capacidades.

Asimismo la Junta mantiene otras líneas de colaboración con Down Córdoba. En concreto, mantiene un concierto de 11 plazas con la Unidad de Estancia Diurna de Discapacidad y concierta el 100% de las 20 plazas de la Unidad de Estancia Diurna con Terapia Ocupacional. “Y lo hacemos desde el convencimiento en que ayudar a la integración de las personas discapacitadas es una prioridad en nuestra agenda política, una obligación ética porque además sabemos del compromiso, la dedicación y la entrega de estas personas que aprovechan todas las oportunidades para que su trabajo repercuta en un avance para la sociedad en general”, señala Ruiz.

La delegada ha resaltado que “necesitamos el compromiso de toda la sociedad civil para hacer que la integración social y laboral de las personas discapacitadas, sea una realidad, porque es la única manera de conseguir una sociedad avanzada en derechos. Porque la igualdad de oportunidades, nos hace mejores a todos y todas y repercute en un mayor desarrollo colectivo”.

Para concluir, Ruiz ha asegurado que “el futuro para por la inclusión, el concurso de todos y todas en la construcción de una mejor sociedad, que no deje a nadie en el camino y que lo haga por convencimiento al amparo de mecanismos legales que garanticen la plena igualdad y con el compromiso de instituciones, organismos públicos, empresas, y agentes socioecnómicos”

Compartir