La importante historia detrás de la imagen de un niño con el pelo congelado

Alba Cardenas

Alba Cardenas

DiagonalCQ

Diagonal

Dobuss

María Morales. La historia de un niño que llegó con el pelo congelado a su escuela mantiene hoy a China conmocionada y conllevó a recaudar 300 mil yuanes para proporcionarle abrigo y alimento durante el invierno. Una fotografía del menor, tomada por su maestro, revolucionó desde principios de esta semana las redes sociales y miles de personas en sus comentarios plantearon el deseo de ayudarlo a mejorar las condiciones vida.

Wang Fuman, de ocho años de edad, caminó más una ahora el lunes en medio de temperaturas bajo cero grado para realizar el examen de fin de semestre. Llegó a la escuela con el pelo y cejas congeladas, y la piel quemada por el frío intenso.

Su imagen se hizo viral en internet y motivó la recaudación de miles de personas en pocos días, después de conocerse también que vive con varios hermanos y abuelos en una casa de precarias condiciones en la provincia de Yunnan, el padre trabaja lejos y regresa a verlos pocas veces al año. También atrajo la atención de los medios chinos y las autoridades locales, que de inmediato emprendieron acciones de beneficio a esa y otras familias necesitadas.

Yunnan – en el suroeste del país- es una de las provincias más pobres en China y el Gobierno trabaja por mejorar la calidad de vida de sus pobladores. Además de los programas estatales, cada año el cuerpo diplomático acreditado en Beijing se reúne en un bazar caritativo para mostrar sus elementos más identitarios y así juntar fondos que respaldan la construcción de obras benéficas en dicha demarcación.
Compartir