El Hospital Reina Sofía de Córdoba bate récord de trasplantes: 43 de pulmón y 99 de riñón en 2017
Dr. Juan Carlos Robles, coordinador de Trasplantes

Alba Cardenas

Alba Cardenas

DiagonalCQ

Diagonal

Dobuss

 

CBN. El Hospital Reina Sofía de Córdoba  ha registrado cifras históricas en 2017 en trasplantes de pulmón, con 43 y de riñón, con 99.

Además, Andalucía en su conjunto ha superado durante 2017 los 900 trasplantes, batiendo su propio récord de donaciones y trasplantes por cuarto año consecutivo. Así lo ha dado a conocer hoy la consejera de Salud, Marina Álvarez, durante la presentación del balance de esta actividad durante el pasado año, y en la cual ha estado acompañada por el responsable de la Coordinación Autonómica de Trasplantes, Manuel Alonso, y por Rafael Medina, director de la Unidad de Gestión Clínica de Urología y Nefrología y responsable del equipo de Trasplante Renal del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla. Este centro, con 200 trasplantes de riñón, no sólo ha sido el hospital español que más trasplantes renales ha hecho en 2017, sino que ha superado las cifras anuales alcanzadas hasta ahora desde que se pusiera en marcha la Organización Nacional de Trasplantes (ONT).

En total, se han producido 413 donaciones, 18 más que en 2016, lo que supone un 4,6% más que en 2017. De ellas, 100 han sido de donantes en asistolia o a corazón parado (24% del total) y 49 de donantes vivos. La edad media de los donantes andaluces se ha situado en 60,2 años.

Gracias a las donaciones registradas, los hospitales andaluces han podido realizar 919 trasplantes de órganos, 105 más que el año pasado, lo que supone un aumento del 13%. Concretamente, se han hecho 603 de riñón (47 de donantes vivos, y de ellos 2 de donantes cruzados), 223 de hígado (2 de donante vivo), 35 de corazón, 43 de pulmón y 15 de páncreas.

Asimismo, del total de trasplantes, 27 han sido trasplantes pediátricos (15 renales y 7 de hígado, 4 corazón y 1 de pulmón), igual cifra que el pasado año.

Todas estas cifras suponen que se han alcanzado también cifras históricas en trasplante de riñón, de pulmón y de hígado en Andalucía y que los diferentes hospitales trasplantadores han marcado hitos.

Así, junto al alcanzado por el Hospital Virgen del Rocío con 200 trasplantes renales, el Hospital Puerta del Mar de Cádiz ha superado su récord en trasplante renal, con 100 intervenciones; el Hospital Virgen de las Nieves de Granada ha superado igualmente el suyo en trasplante hepático, con 38; el Hospital Regional de Málaga ha superado sus trasplantes hepáticos, con 58; y el Hospital Reina Sofía de Córdoba, como hemos citado,  también ha registrado cifras históricas en trasplantes de pulmón, con 43, de riñón, con 99.

La cifra de los trasplantes renales, desde el año 2010 hasta 2017, casi se ha duplicado, pasando de 330 a los 603 en 2017. Estos datos permiten que siga habiendo más pacientes trasplantados que en diálisis. Así, del total de 10.435 pacientes en tratamiento renal sustitutivo que había en diciembre de 2017, se contabilizan 5.878 trasplantados, el 56,3%, frente a los 4.557 en diálisis, el 43,7%.

Durante el mismo periodo, hay que reseñar que de los 905 pacientes que se contabilizaban en lista de espera para recibir un trasplante en 2010, se ha pasado a los 628 pacientes en esta situación a enero de 2018.

Este descenso se debe, en gran medida, al incremento de las cifras de donantes, cuyo factor clave, tal como ha resaltado la consejera, es la aceptación a la donación. El “sí de las familias” en Andalucía se ha situado en el 89%, el porcentaje más alto alcanzado hasta el momento.

La comunidad andaluza ha superado la tasa española de donantes por millón de población (p.m.p). Esta tasa era en el año 1991, fecha de puesta en marcha de la Coordinación Autonómica de Trasplantes, de 13,4 p.m.p. En 2017, se ha situado en 49.3 p.m.p., más de 2 puntos por encima del conjunto de España.

En este sentido, Álvarez ha recordado que la era de la donación-trasplante en Andalucía empezó 14 años más tarde que en España, lo que conllevó que durante bastantes años se estuviese entre las comunidades autónomas con menos actividad. Sin embargo, en la última década, todos los años, excepto en el año 2015, la tasa de donantes por millón de población en Andalucía se ha situado por encima de la media española y de otras grandes comunidades autónomas, lo que pone de manifiesto “el importante esfuerzo realizado durante más de 25 años en nuestra comunidad para remontar esta desventaja y colocarnos entre las primeras”. Desde que el 12 de abril de 1978 se hiciera el primer trasplante en Andalucía, se han realizado un total de 16.678 trasplantes, de los cuales 10.694 han sido renales, 4.024 hepáticos, 1.113 de corazón, 554 de pulmón y 393 trasplantes de páncreas.

 

En cuanto a los datos relativos a las donaciones y trasplantes de tejidos, Andalucía registró en 2017, 19.923 nuevos donantes inscritos, que suman un total de 92.689 donantes. Esta cifra supone el 25% de todos los donantes registrados en España. Además, el pasado año se realizaron más de 3.500 implantes de tejidos (córneas, válvulas cardíacas, tejido óseo, segmentos vasculares, etc.) y de progenitores hematopoyéticos. En este ámbito, Marina Álvarez ha puesto en valor la labor de la Red de Centros de Transfusión Sanguínea y del Banco de Cordón Umbilical y de sus profesionales.

Agradecimiento

La titular de Salud ha querido agradecer a los donantes y a las familias su “infinita” generosidad en “un momento especialmente duro y delicado”, y ha subrayado que este gesto se suma al “magnífico equipo de profesionales que durante 24 horas los 365 días del año trabaja sin descanso para seguir alcanzando cifras históricas de esperanza y solidaridad”.

Para Álvarez, las administraciones públicas y los gobiernos tienen que defender un modelo público y universal de sanidad pública, apostando por ella y dedicando todos los recursos necesarios para que funcione bien y garantice la asistencia; desde la necesidad más básica de salud hasta la más compleja, como puede ser un trasplante. En Andalucía, esa apuesta es clara, ha dicho la consejera de Salud, “pero estos resultados históricos no serían posibles sin profesionales excepcionales, nuestro mayor privilegio”.

Asimismo, Álvarez ha agradecido la importante labor colectiva que posibilita que puedan alcanzarse éxitos en donación y trasplantes en Andalucía, refiriéndose con ello a sectores, instituciones y agentes sociales como las asociaciones de pacientes, los medios de comunicación, la Justicia, las fuerzas de seguridad, los aeropuertos, etc.

Hospital Virgen del Rocío, récord nacional 

Marina Álvarez ha tenido igualmente palabras de reconocimiento para el Hospital Universitario Virgen del Rocío y sus profesionales, ya que ha alcanzado la cifra más alta de donaciones y trasplantes que se haya registrado en un año en Andalucía, con 283 trasplantes y 62 donaciones en 2017.

Fue este centro andaluz el primero que inicio la era de los trasplantes en la comunidad en 1978, cuando hizo su primer trasplante de riñón. En 2017, con 200 trasplantes (17 de ellos de donante vivo y 15 pediátricos) se ha convertido en el hospital español que más riñones ha trasplantado, superando las cifras anuales registradas hasta ahora en la historia de la ONT. En 2016 fue el Hospital Regional de Málaga el que realizó más trasplantes renales en el país, pero con una cifra inferior.

En este sentido, Álvarez ha destacado la labor que realiza el “gran equipo de profesionales” que forman la Unidad de Gestión Clínica de Urología y Nefrología, formada por 40 facultativos (urólogos y nefrólogos), 13 MIR, 97 enfermeras, 53 auxiliares de enfermería, 12 administrativos y 5 celadores. Esta unidad, gracias a su avalada trayectoria, es actualmente un centro de referencia nacional (CSUR) designado por el Ministerio de Sanidad tanto para trasplante renal cruzado como para trasplante renal infantil, modalidad para la que es referencia para toda Andalucía igualmente.

La consejera ha resaltado que la implicación de todos los profesionales en el programa de trasplante renal ha logrado duplicar, en apenas 5 años, el número de trasplantes renales, pasando de realizar unos 100 trasplantes anuales a los 200 realizados en 2017. “Me consta que son un equipo muy comprometido e incansable, un ejemplo de la capacitación y profesionalidad en la sanidad pública”.

El director de la Unidad, Rafael Medina, ha manifestado que este logro “no hubiese sido posible sin la generosidad de los donantes y sus familias, y el trabajo que durante las 24 horas los 365 días al año realiza el equipo de profesionales de la Unidad de Gestión Clínica de Urología y Nefrología”. “Nos sentimos afortunados de haber sido un eslabón más en la cadena de esta extraordinaria realidad que es el trasplante renal”, ha ensalzado.

Asimismo, ha considerado otros aspectos que han sido “una pieza clave” para este logro en trasplantes renales, como son los cambios en aspectos organizativos y estructurales de la Unidad, la actualización de determinados protocolos del programa de trasplante, la implicación de todos los hospitales públicos extractores de órganos de las provincias de Sevilla y Huelva, así como la consolidación del convenio firmado con centros del ámbito privado autorizados para donaciones.

Medina ha destacado que se han puesto en marcha o actualizado determinados protocolos básicos en el programa de trasplante renal del hospital sevillano, como han sido el listado de verificación para la validación macroscópica de los riñones, el protocolo de aceptación de donantes con criterios expandidos y el protocolo de biopsia renal. Para Medina, integrar las especialidades de Nefrología y Urología en una misma unidad ha permitido igualmente que el paciente se beneficie de un enfoque multidisciplinar.

Esta unidad desarrolla su actividad asistencial, docente e investigador en ámbitos del trasplante, pero también en hemodiálisis y diálisis peritoneal, nefrología clínica, urología oncológica, urología funcional, andrología, litiasis y cirugía reconstructiva.

Compartir