El joven físico cordobés Gabriel Lozano, premiado en Europa y autor de siete patentes explotadas por Philips

Alba Cardenas

Alba Cardenas

DiagonalCQ

Diagonal

Dobuss

A.S. El joven físico cordobés Gabriel Lozano Barbero ha sido galardonado con el Premio al Investigador Novel en Física Experimental 2017 otorgado por la Real Sociedad Española de Física y la Fundación BBVA.

Además se le ha otorgado la ayuda Starting Grant concedida por el Consejo Europeo de Investigación por valor de millón y medio de euros para continuar con el desarrollo y aplicación de su conocimiento.

Francisco González, presidente de BBVA, y Carmen Vela, secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación han entregado los Premios de Física con los que la Real Sociedad Española de Física y la Fundación BBVA distinguen a los mejores físicos de España, y en especial a los jóvenes investigadores.

En la intervención en la ceremonia de entrega de los galardones, Francisco González ha resaltado la necesidad de que los dirigentes políticos adquieran más conocimientos científicos, tomen conciencia de su valor para el desarrollo e impulsen la ciencia como una actividad “estratégica”.

En opinión del presidente de BBVA, la ciencia española se enfrenta a un problema “de falta de financiación sostenible y sostenida”. Es necesario “mejorar el modelo de gestión” y para ello “necesitamos implicar a todos los agentes, tanto centros públicos de investigación y universidades como el sector privado”.

Otro de los retos —ha afirmado Francisco González— es la falta de cultura científica. Para que la ciencia se convierta en una prioridad en la agenda pública, la clase política y toda la sociedad deben tomar conciencia de que “la ciencia no es un capricho. Si se parte de este principio, entonces investigar con átomos enfriados hasta el cero absoluto de temperatura, o con láminas de materiales de solo un átomo de grosor, deja de ser una actividad exótica, para convertirse en estratégica. Y el aumento de inversión en investigación y desarrollo deja de ser una concesión a la comunidad científica, para convertirse en una decisión política y económica de primer orden”.

El cordobés Gabriel Lozano Barbero, investigador postdoctoral en el Instituto de Ciencia de Materiales de Sevilla (ICMS) del CSIC,  ha permitido aplicaciones comercialmente relevantes en iluminación artificial.

Antes de merecer la atención del Consejo Europeo, un contrato posdoctoral lo llevó a Holanda, a un proyecto de colaboración entre la universidad y la multinacional Phillips.

Siete de sus ocho patentes están siendo explotadas actualmente por la multinacional holandesa.

Las instituciones han reconocido su trabajo sobre la interacción de la luz con materiales multifuncionales con capacidad optoeléctrica (convertir energía en luz, y viceversa) diseñados mediante nanotecnología. Una carrera que comenzó mientras cursaba su licenciatura en Física en la Universidad de Córdoba.
Compartir