El movimiento

Alba Cardenas

Alba Cardenas

DiagonalCQ

Diagonal

Dobuss

María Morales. “Por dar voz a los secretos abiertos, por pasar de las redes susurradas hacia las redes sociales, por empujarnos a todos a dejar de aceptar lo inaceptable, las personas que rompieron el silencio son el personaje del año 2017”. La revista Time anunció así su portada más esperada del año, en la que se destacó a las víctimas que denunciaron el acoso y el abuso sexual en espacios de poder en Estados Unidos y que forjaron el movimiento colectivo #MeToo (#YoTambién).

En la portada hay cinco representantes de “the silence breakers” (“las rompedores del silencio”), en las que aparecen la actriz Ashley Judd, una de las primeras que destaparon con su testimonio el escándalo de los abusos del productor de Hollywod Harvey Weinstein.

También podemos ver a Susan Fowler, una ex empleada de Uber que en su blog denunció por acoso al director de la compañía, y Adama Iwu, una “lobbista” californiana que escribió una carta abierta para que las mujeres se animaran a contar su historia. También aparecen la cantante Taylor Swift, que fue víctima de un manoseo en 2013, e Isabel Pascual, una trabajadora agrícola mexicana que trabaja en Estados Unidos y que denunció que ella y sus compañeras eran acosadas.

Estas cinco mujeres representan a “cientos de otras y muchos hombres que desataron uno de los cambios de mayor velocidad en nuestra cultura desde la década de 1960”, explicó el editor de Time, Edward Felsenthal. Todos ellos son inspiradores del movimiento #MeToo, que propaló las denuncias de abusos en las redes sociales. Usándose millones de veces en por menos 85 países. El movimiento #MeToo, explica Time, “brindó un paraguas de solidaridad para millones de personas que dieron un paso al frente y contaron sus historias”.

Compartir