Alba Cardenas

DiagonalCQ

Dobuss

CBN. No ha sido nada fácil, pero España de Basket ya está en cuartos de final del Europeo.

Con más dificultades de las previstas se ha impuesto a la anfitriona Turquía con un marcador final de 73-56.

El arranque fulgurante de España en el primer cuarto, dirigido por un eficaz Ricky Rubio, que le llevó a lograr una máxima diferencia de 9 puntos a la finalización (19-10), no pudo ser ampliado con holgura hasta los minutos finales del partido.

El inicio del segundo cuarto tuvo un cariz parecido al del primero, comenzando Pau Gasol a aportar su talento al juego y al marcador de nuestra selección.  Un triple de Pau llevó a España a la máxima diferencia, de 12 puntos, pero empezó el recital del turco Korkmaz, que fue una auténtica pesadilla para nuestra defensa, en canasta de dos y de tres puntos, que permitieron a Turquía recortar a 4 puntos. Afortunadamente dos canastas de Juan Carlos Navarro y Sergio Rodríguez permitieron que la diferencia a la finalización de este periodo se ampliara a 8 puntos (33-25).

Por tanto, nada decidido a la mitad del encuentro, en el partido más complicado de los jugados hasta ahora por nuestra selección.

El tercer cuarto, finalizado con 49-43 fue un toma y daca entre ambas selecciones, en el que España no pudo imponer su superioridad llegándose incluso a temer por el desenlace del partido.

Fue un tiempo de frecuentes errores en pases y tiros a canasta de ambos equipos motivado posiblemente por la presión del resultado, tan ajustado, y en el caso de España, porque no se había visto en ningún momento en una situación tan compleja en el campeonato.

Afortunadamente un triple de Sergio Rodríguez, muy completo en dirección y asistencias en el partido de hoy,  amplió la ventaja a 6 a la finalización de este tercer parcial.

En el cuarto y decisivo tiempo sí permitió ver la casta, la raza, y la calidad técnica de nuestra selección, que lograría un parcial de 24-13, para alcanzar la máxima ventaja del partido a la conclusión del encuentro (73-56).

La aportación ofensiva de Pau Gasol y Juancho Hernangómez y la dirección de juego de Ricky Rubio fue decisiva para ese despegue. Y además no sólo Ricky dirigió, sino que también sumó en tiros de tres para lograr esta sufrida victoria, logrando ser con 15 puntos el máximo anotador de nuestra selección.

 

 

 

 

Compartir