Alba Cardenas

DiagonalCQ

Dobuss

CBN. Desde hace años, un grupo de voluntarios cordobeses y amantes de la naturaleza vienen cuidando con mimo la capa vegetal que rodea el cauce del Arroyo Bejarano.

Este bello paraje ubicado en la Sierra Morena cordobesa, declarado Reserva Natural Fluvial, es objeto de la atención y los cuidados de de este grupo solidario, denominado Club Deportivo Duendes del Bejarano, con el propósito de que mantenga su esplendor y así permitir que el ecosistema de flora y fauna no sufra perjuicio.

Hace unos años incluso plantaron fresnos, higueras o álamos para enriquecer aún más la flora vegetal que acompaña el cauce del arroyo.

Y tuvieron que lamentar que un brote de grafiosis afectara a los olmos que se extendían en el paraje provocando la afectación del entorno.

Este invierno, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha puesto en marcha un proyecto de recuperación de la olmeda sembrando cerca de cincuenta plantones de olmo resistentes al hongo de la grafiosis que este grupo de voluntarios se ha encargado de cuidar este verano, y más aún teniendo en cuenta las altísimas temperaturas padecidas.

Para ello, han realizado sesiones quincenales para “regar” estos plantones de olmo y que puedan terminar de germinar y salir adelante.

Los próximos días los días 6 y 20 de agosto, 3 y 17 de septiembre, y también el 1 de octubre tienen previsto realizar la actividad de riego contribuyendo a preservar este maravilloso paisaje de nuestra serranía.

 

 

Compartir