El eclipse de luna de hoy lunes dará paso el jueves a las sesiones guiadas sobre las Perseidas en Los Villares

Alba Cardenas

Alba Cardenas

DiagonalCQ

Diagonal

Dobuss

Redacción. Una ‘Luna de sangre’ aparecerá esta noche sobre el horizonte en Córdoba, en el mismo momento en el que el sol se pone, minutos después de las 21.00, y se prolongará hasta las 23.30 horas. El satélite presentará un tono marrón que podría confundirse con los efectos de polvo del desierto en suspensión en la atmósfera, pero se tratará de los últimos momentos en el que, desde el meridiano de Córdoba, podrá avistarse esta tarde el segundo eclipse de luna del año (tras el de la noche del 10 al 11 de febrero), un eclipse parcial que progresivamente se irá aclarando hasta que en torno a las 23.30 horas, con la luna ya alta sobre el horizonte, el satélite recobre su blanco ‘normal’.

No toda la Península podrá disfrutar con la misma intensidad de este fenómeno astronómico, más apreciable conforme se observe desde el Sureste, aunque en Córdoba, con latitud 37º 52’ N y longitud 4º 46’ W, está en una buena situación para apreciar las fases finales del eclipse.

La ‘Luna de sangre’ precede unos días al fenómeno de Las Perseidas, para el que el parque periurbano de Los Villares ya ha recibido en torno a 200 reservas para el programa guiado de sesiones nocturnas en torno a la lluvia de estrellas de Las Perseidas, este año con más citas que nunca distribuidas en 5 veladas entre el día 10, jueves, hasta el lunes, día 14. Las actividades, en el entorno del Centro de Visitantes (en la zona Sur del parque), comenzarán con una visita al Centro de Especies Irrecuperables del CREA en Los Villares y una pequeña marcha nocturna por el Sendero Botánico, diseñado con un carácter especialmente didáctico, a la que le seguirá una charla ‘Mitos y Leyendas del Cielo’, a la vez que se observan las llamadas Lágrimas de San Lorenzo. Estas actividades tendrán como invitado especial al reconocido fotógrafo de naturaleza y educador ambiental cordobés Alfonso Roldán Losada.

El fenómeno astronómico de las Perseidas, provocado al pasar la Tierra por la estela que deja cada 133 años el cometa Swift-Tuttle, concentró los años pasados a cientos de visitantes que aprovecharon en Los Villares la condición de Reserva Star-light de Sierra Morena para la observación del cielo nocturno, muchos de ellos participando en las citadas sesiones de visitas guiadas con actividades complementarias que organiza Domus Beticae, empresa cogestora de las instalaciones del parque junto a la Consejería de Medio Ambiente.

Aunque el año pasado la excepcional situación de la órbita de la Tierra permitió multiplicar por 5 el número de avistamientos de estos microaerolitos que se inflaman al entrar en la atmósfera, este verano tampoco serán escasas las oportunidades de observar estrellas fugaces los días anteriores y posteriores a la madrugada del 12 al 13, momento en el que las Perseidas tendrán su máxima frecuencia con entre 30 y 50 aerolitos por hora, observables todos sólo en cielos sin contaminación lumínica alguna. Respecto a cada una de las veladas, será en torno a la medianoche cuando, con el ascenso de la constelación de Perseo sobre el horizonte (mirando hacia el Norte-Noreste) comience a observarse un mayor número de estrellas fugaces.

La luna, que estará estos días entre su fase de luna llena y menguante, ‘tapará’ un tanto la observación de las Lágrimas de San Lorenzo, pero hará en Los Villares más divertidas y fácil de disfrutar las veladas y las actividades complementarias de senderismo nocturno o las charlas bajo el cielo estrellado. Paralelamente, durante la actividad en el entorno del centro de visitantes se bajará la iluminación de las instalaciones para facilitar el avistamiento de los aerolitos. Al respecto, y según informa Valeriano Cassani, gerente de Domus Beticae, el 80% del cupo de las sesiones guiadas, del jueves al lunes, ya está cubierto este año desde hace días. “Siempre nos sorprende el interés y el cariño que la naturaleza despierta en los cordobeses, pero este año está siendo especial con las Perseidas”, afirma el responsable.

Las popularmente conocidas como ‘Lágrimas de San Lorenzo’ son el resto del cometa Swift-Tuttle que con cada órbita de 133 años va desintegrándose al acercarse al sol, dejando materiales que, apenas mayores de la cabeza de un alfiler, entran en la atmósfera de la Tierra convirtiéndose en plasma en torno a 5.000º C en una fracción de segundo y a 180 kilómetros de altura, aunque en puntos particularmente afectados por la contaminación lumínica, como las ciudades, hay que esperar a raros fragmentos mayores, del tamaño de un guisante, para disfrutar de este fenómeno. Eso sí, “quizá más importante que el número de estrellas fugaces que al final se logren ver es ese momento en sí mismo en el que se disfruta de la naturaleza, de la tierra y del cielo, en una noche especial y junto a personas especiales”, resume Cassani.

Además, el viernes, día 11, los pequeños también podrán disfrutar en la zona del bar-restaurante (en la conocida zona recreativa de ‘peroles) del espectáculo de teatro musical infantil ‘Planetwoman’, con temática medioambiental y repleto de humor e interacción con los pequeños y sus familias, un espectáculo con guión y dirección de Crisel y la participación de alumnos de la Escuela superior de Arte Dramático de Córdoba. Como en el resto de actividades de todo el año, pueden reservarse plazas a través de la plataforma de la Junta www.reservatuvisita.es, Facebook o en los teléfonos 957 000 929 y 601 040 060.

Compartir