DiagonalCQ

Almunia

Abogados almunia

Redacción. Para evitar más de un susto se puede enseñar a los bebés -a partir de 6 meses- a salir a flote “por ellos mismos”. Algunos bebés aprenden a no ahogarse, les enseñan natación de supervivencia. La técnica puede parecer brusca pero consigue que en pocos segundos el bebé gire su cuerpo y se ponga boca arriba y flote con la cara fuera del agua.

No olvidar que cualquier descuido puede causar un susto, solo es necesario 27 segundos para que un bebé muera ahogado. Por lo que con este método pionero en España se pueden salvar muchas vidas. Cada años hay más de 400 ahogamientos en nuestros países y la mayoría son menores de 10 años. Con técnica o sin ella lo más importante es vigilarles de cerca.

Compartir