Blanca del Rey y Vicente Amigo galardonados con la Medalla de Oro de las Bellas Artes
Blanca del Rey, Vicente Amigo e Isabel Ambrosio, alcaldesa de Córdoba.

Adentity

Dobuss

Bebrand

Blanca del Rey, Vicente Amigo e Isabel Ambrosio, alcaldesa de Córdoba.
Blanca del Rey, Vicente Amigo e Isabel Ambrosio, alcaldesa de Córdoba.

Redacción. Este lunes SSMM Los Reyes, don Felipe y doña Leticia, han entregado a Blanca del Rey y Vicente Amigo las merecidas Medallas de Oro de las Bellas Artes. 

El acto ha sido celebrado en el Teatro Victoria Eugenia de San Sebastián. Grandes embajadores de Córdoba en el mundo, tanto Blanca, por esa elegancia natural y esa expresividad que la sitúa al lado de las más grandes intérpretes de la danza, como Vicente, por ser ese genio de la guitarra que nos admira y sobrecoge con cada acorde, han sido galardonados hoy en Donostia (san Sebastián).

El baile ha sido y sigue siendo la vida de Blanca, su inimitable Soleá del Mantón, prodigio de plasticidad y de elegancia, siempre será un símbolo para cualquiera que quiera iniciarse en el mundo de la danza flamenca. Se ha entregado al baile en cuerpo y alma.

Para ella todos los detalles poseen una relevancia inusual: el vestido, el peinado, la mirada, el movimiento de sus manos y de su cuerpo, además de ese mantón de Manila que ha hecho suyo, hasta convertirse en un modelo casi inimitable.

Vicente y la guitarra son una especie de hermanos siameses, en los que el respeto es la constante. Su figura en bicicleta por las calle de Córdoba no sorprende a nadie, salvo a quienes nos visitan y le reconocen, sabiendo que es uno de los más grandes de las seis cuerdas.

Quien como él dice que  la música es el porqué de su vida, y que hasta cuando está de vacaciones se lleva la guitarra por si se aburre, ya da pistas la vocación, la dedicación y la entrega de este cordobés universal.

La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, ha asistido a la ceremonia y ha declarado: “quiero volver a agradecer a Blanca y Vicente su compromiso con esta ciudad y que nos hagan sentir orgullosos de que el baile y la guitarra flamenca se interpreten en el mundo con acento cordobés“.

 

Compartir