El consejero de Salud, en el centro, junto a responsables sanitarios y del proyecto pictórico.

Alba Cardenas

DiagonalCQ

Dobuss

El consejero de Salud, en el centro, junto a responsables sanitarios y del proyecto pictórico.
El consejero de Salud, en el centro, junto a responsables sanitarios y del proyecto pictórico.

Redacción. Las estancias pediátricas del Hospital Universitario Reina Sofía en Córdoba han sido decoradas con pinturas murales que recorren las plantas del Hospital Materno Infantil con elementos del Planeta Tierra. El consejero de Salud, Aquilino Alonso, ha conocido esta iniciativa de decoración pictórica ‘Colores para alegrarte’, un proyecto de participación ciudadana que nace del agradecimiento de una mamá, y además artista, hacia los profesionales del complejo sanitario que atendieron a su bebé recién nacido.

Los trabajos se iniciaron a finales de julio y han concluido a finales de octubre. El titular de Salud ha definido esta iniciativa como “gran proyecto pictórico, único en su proceder, que ha logrado aunar el esfuerzo de centenares de personas y empresas por una buena causa: hacer más agradable la estancia hospitalaria”.

En esta iniciativa altruista, que pretende animar el área de pediatría y trasmitir felicitad y armonía a niños y adultos, se han empleado más de 700 kilos de pintura; han participado 6 diseñadores; 213 pintores y voluntarios; 15 empresas han aportado materiales de primera calidad y se han utilizado más de 150 pinceles. La artista Carmen López Rey ha impulsado y liderado este proyecto al que han dedicado más de 300 horas de trabajo por las tardes y los fines de semana.

Los murales permiten atrapar a adultos y niños en un mundo de fantasía donde priman, fundamentalmente, los colores. Se ha buscado un entorno atractivo para el niño que además ayude a mantener el sentido de la orientación durante su movilidad por el complejo sanitario. Por todo ello, esta actividad pedagógica y didáctica busca ofrecer una experiencia agradable a pacientes, familiares y profesionales.

Esta decoración mural permite acceder al hospital por el fondo del mar para luego subir a la superficie de la Tierra, volar por el aire, llegar a la galaxia y visitar el sistema solar y los planetas, siempre guiados por la mascota del hospital, el mono Lolo, que da la bienvenida y acompaña a los niños durante la visita por las distintas plantas.

La propuesta de recorrido por el Planeta Tierra se inicia en las urgencias pediátricas (nivel 0 del Hospital Materno Infantil), donde se ha decorado admisión, urgencias, salas de espera y observación pediátrica para recrear el fondo marino con animales y planta acuáticas (corales, cangrejos, pulpos y peces), barcos y niños buceando.

La siguiente parada es la primera planta, en la zona de extracciones y radiología infantil, el área de consultas pediátricas y de maternidad, espacios todos ellos que se han trasformado en una fabulosa selva con frondosos jardines, una granja llena de animales y un bosque acogedor. Al llegar a la segunda planta, los niños pueden ver y tocar el cielo, ya que los artistas han recreado aquí la vida en el aire con pájaros, aviones, cometas, globos y otros elementos que se reparten por la UCI Pediátrica, Neonatología, hospitalización pediátrica y algunas zonas comunes.

La tercera planta se ha decorado como la galaxia, en la que astronautas y naves espaciales invitan a soñar a pequeños y mayores. Como curiosidad, en estas paredes han pintado a Greta, la protagonista de un cuento editado por el hospital en el marco de su programa de donación y trasplante de órganos. Greta es una niña que sueña con viajar a la Luna y que lo consigue cuando cumple 40 años gracias a que cuando era pequeña y estaba enferma, una donación generosa y un trasplante hepático salvaron su vida.

Finalmente, la quinta planta (pues la cuarta no ha sido decorada por no disponer de áreas pediátricas), se ha llenado de color con un reproducción del sistema solar y una representación de las naves y satélites históricos más importante, entre ellos Sputnik, Orión y Apolo 11.

La impulsora de esta iniciativa, Carmen López Rey, es licenciada en Bellas Artes y compagina su trabajo artístico con la docencia, ya que es profesora en el IES Colonial de Fuente Palmera (Córdoba). Su extenso currículum muestra casi medio centenar de exposiciones a lo largo de los últimos quince años. La pintora, natural de Puente Genil, dio a conocer la iniciativa en una conocida red social a principios de 2015 y desde su lanzamiento recibió centenares de apoyos.

 

Compartir

1 Comentario

  1. Es increíble el trabajo tan maravilloso que han hecho todos ,muchas gracias por vuestro trabajo,y dar las gracias también a las empresas por el tiempo que está corriendo para ellas y aún han colaborado,muchísimas gracias a todos