El Córdoba C.F. sigue atascado en casa y no pudo pasar del empate ante el Rayo (0-0)

El interés de la afición se centra ahora en el próximo partido del miércoles en el Nuevo Arcángel con la expectativa de superar al Alcorcón y pasar a cuartos de final de Copa del Rey.

Redacción.- Partido correspondiente a la vigésima jornada de Liga con una tarde fría pero agradable en el Nuevo Arcángel con 12.622 espectadores en las gradas

Alineaciones

Córdoba C.F.: Pawel, Héctor Rodas, Cisma, Antoñito, Bijimine, Juli, Edu Ramos, Pedro Ríos (Piovacari, minuto 82), Borja Domínguez, (Moha, minuto 72), Javi Galán (Esteve, minuto 60) y Rodri.

Rayo Vallecano: Gazzaniga, Rat, Dorado, Zé Castro, Quini, Trashorras, Baena, Embarba, Alex Moreno (Aguirre, minuto 45), Ebert (Miku, minuto 73) y Javi Guerra (Manucho, minuto 89).

Arbitro: Dámaso Arcediano.

Córdoba C.F. - Rayo Vallecano
Boja Domínguez porfía con Trashorras

El Córdoba C.F. necesitaba recuperar la senda del triunfo en casa que se resiste desde que ganara al Nástic de Tarragona el 24 de septiembre, exceptuando el triunfo copero ante el Málaga C.F.

Luis Carrión volvía a recuperar la defensa teóricamente titular, salvo el lesionado Deivid, con Bijimine y Héctor Rodas como centrales y Antoñito y Domingo Cisma como laterales.

De mediocampo a la delantera pocas novedades respecto al esquema de inicio que viene presentando el entrenador cordobesista. Lo más destacado la vuelta a la titularidad de Pedro Ríos que tras la plena recuperación de su lesión, se encuentra en un buen momento de juego.`

Los primeros compases del encuentro mostraron a dos equipos que se respetaban, centrándose el juego en el mediocampo sin un dominador claro, y con escasa profundidad.

La primera ocasión clara del Córdoba C.F. y del partido se produjo en el minuto 17 por mediación de Rodri, que paró con el pecho un envío de Javi Galán y remató para que Gazzaniga despejara con los pies.

En el 27 un buen disparo de Juli obligó al portero vallecano a meter una mano decisiva para que el balón no se introdujera en su portería.

Tras los citados primeros minutos de tanteo, el Córdoba C.F. comenzó a sentirse más cómodo efectuando rápidos contragolpes con aperturas a las bandas, destacando especialmente la labor incansable de Pedro Ríos y en segunda instancia el lateral Antoñito.

A pesar de ello no se produjeron más jugadas de verdadero peligro para el equipo cordobesista, mientas que el meta Kieszek prácticamente fue un espectador más con una nula aportación ofensiva del Rayo en la primera mitad.

Tras el descanso, el Córdoba C.F. pretendió extender su dominio aunque con cierta falta de enganche y fluidez con los hombres de vanguardia, en cierta forma provocado por la sobria actuación de la zaga vallecana.

No obstante,  realizados los cambios por el entrenador blanquiverde, c0n la entrada de Moha y Esteve por Borja Dominguez y Javi Galán, respectivamente, pareció decaer el dominio del centro del campo de los cordobesistas dando paso a los mejores minutos de los rayistas.

De forma aislada, sin embargo,  se produjo una nueva ocasión bastante clara del Córdoba C.F. con un gran pase de Pedro Ríos que habilitó a Rodri, que en posición franca de gol disparó por encima del larguero.

En el Rayo Vallecano, a pesar del peligro que atesoran delanteros como Javi Guerra, Ebert o Miku, no acertaron a intimidar al guardameta cordobesista que posiblemente ayer tuvo uno de los partidos más plácidos de la presente temporada.

Por otra parte, la entrada muy al final del partido de Piovaccari no permitió que el resolutivo atacante italiano tuviera ocasiones de gol.

No dio mucho más el partido, con la resignación de no haber recuperado la versión de la victoria en casa,  esperando el equipo redimirse  ante su afición este próximo miércoles en el partido de vuelta de Copa del Rey, con el pase a cuartos de final.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.