Córdoba disfruta de los Roscones de Reyes

Los vecinos de Montilla y Lucena disfrutan del dulce en estos días festivos.

Roscón de Reyes gigante de Lucena en una de sus ediciones pasadas. / Foto: Caminos de pasión.
Roscón de Reyes gigante de Lucena en una de sus ediciones pasadas. / Foto: Caminos de pasión.

CBN. Una entrada de año de lo más dulce. Así es como se sienten los montillanos con la celebración de su tradicional Roscón de Reyes Gigantes, organizado por la Hermandad de la Humildad y Caridad de Montilla, y que con esta tercera edición se afianza aún más en el calendario de citas imprescindibles.

Los vecinos de la localidad vuelven a celebrar, como ya viene siendo habitual, la última fiesta navideña de forma anticipada. De hecho, y pese a que dicha hermandad acumula tres años al frente de su elaboración, antes han sido otras las que lo han llevado cabo. El récord de longitud tuvo en 2015 con un total de 250 metros, que rebasaron al elaborado en el año 2009 (238 metros) por los jóvenes cofrades de El Dulce Nombre. Este año no ha habido nuevo récord aunque el sabor sigue siendo el mismo. Un triple circulo de puro dulce y relleno de dos sabores, a elegir entre crema o nata. Y eso acompañado de un buen vaso de chocolate caliente.

De esta forma, miles de montillanos se han ido acercando durante toda la tarde del martes en busca de su trozo. Y para esta edición, con invitados especiales. Los Reyes Magos adelantaron también su salida en el calendario para compartir sonrisas con los centenares de niños que acudieron al evento. Un 2017 que empieza con el sabor de un roscón con mayúsculas, y con los sueños de los más pequeños.

Pero no solo Montilla es parada obligatoria en este tipo de degustaciones. La Panadería Nuestra Señora de Araceli de Lucena, junto a la colaboración de la asociación de padres de alumnos del colegio con el mismos nombre, ya cuentan las horas para la puesta en marcha también de su tradicional Roscón Gigante.

Una iniciativa que cuenta con más de 15 años de tradición, y que para esta edición volverá a tener un marcado carácter solidario. Los beneficios obtenidos irán destinados al Proyecto Helena, el cual trata de financiar el tratamiento médico de la pequeña. 5.000 raciones, según ha apuntado el consistorio lucentino, por una buena causa. Un inicio dulce.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.