¿Conoces las ventajas de la aerotermia frente a otras energías renovables?

Este sistema preserva el medio ambiente considerándose una energía limpia

Aerotermia
Las ventajas de la aerotermia

CBN. Cuando escuchamos hablar de energías renovables, siempre pensamos en eólica, fotovoltaica o marina, pero existen otros tipos menos conocidos, y no menos importantes para la obtención de energía térmica que llevan a cabo una excelente labor, contribuyendo al bienestar y confort de muchos hogares, como la aerotermia, utilizada cada vez más en las bombas de calor.

Ésta es una energía que se nutre de las calorías disponibles en el aire en un 70% (el 30% restante proviene de energía eléctrica), a través de una bomba que se instala en el exterior de la vivienda, transforma las calorías en calefacción (en invierno) que distribuye, a través del circuito de la vivienda, al suelo radiante, radiadores o agua caliente sanitaria. Dentro de la casa, existe un módulo que sirve para la regulación de la temperatura.

Las bombas de calor son una opción cada vez más elegida para calefactar la viviendas, dadas las ventajas que tiene frente a otros sistemas con otras fuentes de energía, como el gasóleo, la biomasa o el gas natural. Fue reconocida como renovable en la Directiva 2009/28/CE, no hace tanto tiempo, por lo que el grado de conocimiento es menor.

Sus amplias ventajas, su alto rendimiento y los buenos resultados que tiene el mercado, está haciendo que muchas compañías con un largo recorrido en la industria del aire acondicionado, incorporen equipos de estas características, representando también una garantía mayor a quien compra el producto, sabiendo que detrás hay una empresa que conocen y valoran.

Lo primero que hay que decir cuando hablamos de beneficios, es la tranquilidad que supone para el usuario, no teniendo que albergar ningún silo o depósito que almacene material inflamable, evitando así riesgos de incendio y aumentando la seguridad, pues toda la energía proviene del aire, una fuente inagotable y disponible 24 horas. En este sentido, al proceder del aire, no necesita tener ningún punto de salida, como chimenea o similar.

Asimismo, el no tener que contar con ningún tipo de combustible, genera una situación más cómoda al evitar tener que estar pendiente de las descargas y teniendo un mantenimiento menos estricto que las calderas de gas, gasóleo o biomasa.

Por otro lado, los ahorros generados respecto a otras fuentes de calor son importantes, llegando a alcanzar el 50%. Tanto la instalación, siempre con un experto, como la puesta en marcha, representan, a nivel económico, una de las mejores opciones del mercado, ya que en un mismo equipo se obtiene calefacción, refrigeración y ACS.

Al provenir de una fuente existente en la naturaleza y no emitir CO2 por no realizar combustión alguna, no es de extrañar que sea una de las medidas más recomendadas cuando se realizan los certificados de eficiencia energética en las casas y que, con su instalación, la calificación aumente de letra, revalorizando el inmueble.

Y para finalizar, no hay que olvidar la importancia de preservar el medio ambiente. El beneficio de usar sistemas de calefacción procedente de energías limpias no sólo es económico, de confort y seguridad para el usuario, redunda en toda la sociedad, disminuyendo la dependencia energética del exterior y contribuyendo a la reducción de la contaminación.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.