Crean un pequeño dispositivo para detectar el virus del Sida en 20 minutos y con una simple gota de sangre

El nuevo avance será de gran utilidad para la detección de la enfermedad y su seguimiento en los países subdesarrollados

Imagen del dispositivo para medir VIH
Imagen del dispositivo para detectar el VIH

CBN. Mientras que la cura definitiva para el sida parece estar cada vez más cerca, científicos procedentes de la Escuela Imperial de Londres han creado una memoria USB capaz de detectar el VIH, lo que representa un gran avance científico y técnico. Este pequeño dispositivo es pequeño, ligero y manejable, contando con todo lo imprescindible para realizar las pruebas en busca de la presencia de este virus.

La nueva tecnología, que cabe dentro de una memoria USB, podría ser usada en el futuro para medir los niveles de VIH en sangre. Este pequeño dispositivo, según ha revelado un estudio de sus creadores, contiene un chip que, usando una sola gota de sangre, detecta la presencia o no de la enfermedad.

“Hemos tomado el trabajo que ahora realiza un equipo del tamaño de una fotocopiadora grande y lo hemos reducido a las dimensiones de un chip USB”, ha explicado el coautor de la investigación, el Doctor Graham Cooke, del Departamento de Medicina del Imperial College de Londres. La prueba de los niveles de VIH en sangre resulta de vital importancia porque permite a los pacientes ver si los medicamentos contra el virus están funcionando adecuadamente.

El dispositivo portátil realiza la prueba del VIH en menos de 30 minutos. Los tratamientos contra esta enfermedad pueden reducir los niveles del virus en la sangre a casi cero, pero si el virus desarrolla resistencia a los fármacos, los niveles aumentarán. Los controles actuales del VIH tardan al menos tres días y requieren que la sangre sea enviada a un laboratorio, cosa a veces difícil de lograr en algunas partes del mundo. Por eso, se cree que este avance ayudará mucho al tratamiento de la enfermedad en países en desarrollo.

Medir los niveles de VIH también supone una forma de que los médicos verifiquen si los pacientes están tomando sus medicamentos. “La suspensión de los mismos contribuye al desarrollo de la resistencia del virus a los fármacos”, han declarado los investigadores.

Para realizar la prueba, se coloca una gota de sangre del paciente en un punto del chip. Si el VIH está presente, provocará un cambio en la acidez, y este cambio se convierte en una señal eléctrica que se envía a la memoria USB, desde donde puede ser leída por una computadora.

En su estudio, los investigadores probaron alrededor de 990 muestras de sangre, y la prueba obtuvo el resultado correcto hasta en un 95% de los casos. El tiempo promedio para cada resultado fue de unos 20 minutos. Sin embargo, el dispositivo, como reconocen sus creadores, aún tendrá que ser más desarrollado antes de que llegue a ser utilizado por los médicos y sus pacientes.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.