Cruz Roja ha atendido en Córdoba a más de 2.500 personas solicitantes de asilo desde 2015

Cruz Roja en su labor de asilo.
Cruz Roja en su labor de asilo

Redacción. Cruz Roja ha atendido desde inicio de 2015 hasta hoy en la provincia a más de 2.500 demandantes de protección internacional, personas que en su mayoría huían del conflicto armado en Siria, pero también originarias de países como Ucrania, Pakistán, Palestina, Congo, Guinea Conakry, Camerún, Rusia, Afganistán, Líbano, Mali o Marruecos, entre otros.

El perfil mayoritario es el de un varón de entre 20 y 35 años procedente de Siria (en gran parte de los casos, acompañado de su familia), aunque la entidad trabaja en estos momentos con personas de más de una decena de nacionalidades.

Entre Puente Genil y Córdoba, la institución humanitaria acoge a día de hoy en la provincia a 133 personas refugiadas o solicitantes de asilo.

Una cifra esta que representa un crecimiento del 266 por ciento respecto a hace poco más de un año, cuando apenas eran 50 las plazas de acogida para solicitantes de asilo de que disponía Cruz Roja en la provincia, todas ellas concentradas en la localidad pontanense.

Y es que dado el incesante flujo de personas –mayoritariamente de Siria- que se ven obligadas a huir de sus países en busca de un lugar seguro, la organización ha intensificado su intervención con personas refugiadas tanto fuera, en aquellas zonas del mundo donde más impacto está teniendo este drama (Líbano, Grecia, Balcanes…), como dentro del país.

En España, el objetivo principal de la intervención es la acogida e integración de las personas solicitantes de asilo en nuestra sociedad.

El Programa de Atención a los solicitantes de asilo y refugiados en España –que cuenta con el apoyo económico y técnico de la Secretaría General de Inmigración y Emigración del Ministerio de Empleo y Seguridad Social-, además de proporcionar alojamiento, manutención y cobertura de necesidades básicas, contempla una intervención integral a través de otros servicios imprescindibles: intervención social, atención psicológica, asesoría legal, empleo y ayudas económicas.

Pero dada la creciente llegada de personas refugiadas, además de la intervención directa con las mismas, Cruz Roja considera fundamental la sensibilización de la sociedad de acogida.

En esa línea, más de 1.300 adolescentes de Córdoba y provincia han participado ya en los talleres que desde comienzos de año ha realizado voluntariado de la entidad para sensibilizar sobre la realidad de las personas refugiadas.

Y en Grecia, Cruz Roja Española continua trabajando en los campos de Skaramagas y Ritsona, prestando cuidados de atención primaria, primeros auxilios y apoyo psicosocial. De igual modo, también se colabora en ambos espacios en la limpieza de infraestructuras de agua y saneamiento, desinfección de zonas comunes, reparación de drenajes, distribución de artículos de higiene, etc. Desde que se iniciara la operación, a Grecia se han desplazado 154 delegados/as de la organización, entre ellos dos procedentes de Córdoba.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.