Cajasur consigue un beneficio de 15,9 millones de euros en el tercer trimestre

El índice de morosidad ha disminuido hasta el 7,16%, más de 220 puntos básicos en un año, incrementando la distancia que mantiene con la media del sector

27 de octubre de 2016. El Grupo Kutxabank ha alcanzado al final del tercer trimestre de 2016 un beneficio consolidado de 190,3 millones de euros, un 20,7% más con respecto al mismo periodo de 2015, con una aportación positiva de CajaSur de 15,9 millones de euros.

En un entorno extremadamente complejo para todo el sector financiero, con tipos de interés negativos, una elevada volatilidad de los mercados, creciente exigencia regulatoria y un contexto de inestabilidad política, la Entidad ha logrado mantener su buen posicionamiento competitivo en el sector, cumple con las previsiones fijadas, y se alinea con los objetivos de crecimiento sostenible y recurrente marcados para el conjunto del ejercicio.

El resultado se explica en parte por la constante evolución de la actividad comercial, con un crecimiento notable en la contratación de nuevos productos financieros, principalmente la financiación a empresas, préstamos hipotecarios y préstamos personales, así como por la contribución creciente del negocio asegurador.

El continuo esfuerzo realizado en la reducción de los costes también ha contribuido al resultado, así como la disminución de los saneamientos y deterioros, a causa de la mejora de la morosidad. Con todo, las ratios de rentabilidad han mantenido su tendencia creciente.

 La nueva producción tira del margen de intereses

En un contexto en el que el Euríbor cae a valores negativos y con el impacto por la renegociación de determinadas cláusulas suelo, el margen de intereses ha alcanzado los 420,5 millones de euros, con lo que se sitúa en línea con las previsiones de la entidad como consecuencia de la gestión de los precios de entrada y el impulso comercial.

Los ingresos por servicios han alcanzado los 257,4 millones de euros, un 4,5% menos que en el ejercicio precedente, en buena medida como resultado de la disminución de las comisiones procedentes de los fondos de inversión, fuertemente afectadas por el entorno de volatilidad de los mercados financieros. En este epígrafe ha vuelto a destacar la evolución de la actividad de los medios de pago, que han crecido un 8,2%, reflejo de la mejora del consumo.

En línea con los objetivos de mejora de la eficiencia, los Gastos de Administración del Grupo financiero han caído un 6,7% con respecto al mismo periodo en 2015, con una rebaja del 8,6% en los gastos generales, y del 5,8% de los gastos de personal. El margen de explotación se ha situado en los 360 millones de euros.

En un entorno de evolución económica positiva y de reducción de activos improductivos, Kutxabank ha continuado aplicando su habitual política de prudencia, y ha realizado saneamientos por valor de 191,8 millones de euros, un 51% menos que en los primeros nueve meses de 2015.

El nuevo crédito para empresas y familias mantiene el crecimiento

El fuerte incremento en la contratación de productos financieros está siendo el auténtico motor del negocio bancario durante todo el año. La mejoría de la situación económica se refleja en el crecimiento de la demanda tanto por parte de las empresas como por parte de las familias, y tira de la inversión crediticia, cuyos saldos mejoran las previsiones del propio Banco y reducen el desapalancamiento al 3,1%. Excluidos los dudosos, la caída se sitúa en el 0,9%, muy por debajo de la media del sector.

Kutxabank ha destinado un total de 9.692 millones de euros a la financiación de corporaciones y pymes, cuyas necesidades se están acercando ya a niveles pre-crisis.

Con una demanda cada vez más recuperada y un mercado inmobiliario al alza, los créditos destinados a la adquisición de viviendas han mantenido la misma tónica alcista de los últimos trimestres, al crecer un 36%, por encima de la media del mercado.

Durante los primeros nueve meses del año Kutxabank ha formalizado cerca de 11.000 operaciones inmobiliarias y ha trasladado a los hogares un volumen total de 1.317 millones de euros para la compra, en la mayor parte de los casos, de una primera vivienda.

Nuevas tecnologías

Han sido numerosas las soluciones innovadoras que Kutxabank ha puesto al servicio de sus clientes durante el último trimestre, en su apuesta por el uso creciente de las nuevas tecnologías.

Entre ellas destaca Bizum, la nueva fórmula de pagos entre teléfonos móviles creada por la banca. Este servicio innovador se integra dentro de ‘CajaSur Pay’, que también incorpora la nueva Tarjeta Virtual de la entidad, la cartera digital gratuita ‘Iupay’ y la Banca móvil de la entidad.

Al final del trimestre también se ha lanzado la nueva funcionalidad de la Banca móvil de Kutxabank, la cual permite formalizar préstamos personales pre-concedidos desde el teléfono móvil, sin tener que acudir personalmente a una sucursal bancaria y sin firmas complementarias.

Las principales magnitudes han continuado mejorando

La tasa de morosidad del Grupo Kutxabank ha mejorado en más de 200 puntos básicos, hasta el 7,16%, con la caída de 1.066 millones de euros en el saldo de activos dudosos durante los últimos doce meses.

Con este descenso, se sitúa a más de 220 puntos por debajo de la media del sector, que al final del mes de agosto reflejaba un índice del 9,40%. Exceptuada la ligada al riesgo promotor, la mora del Grupo ha quedado fijada en el 4,5%. Por su parte, la mora hipotecaria residencial es del 3,5%.

El Grupo Kutxabank mantiene una sólida posición en solvencia, con un Core Capital ‘phased in’ en torno al 15%, gracias a su capacidad de generación orgánica de capital, sustentada en la recurrencia de los resultados, mientras que en su versión CET I ‘fully loaded’ asciende al 14,3%.

Así, el ROA, que mide la rentabilidad sobre activos, ha crecido hasta el 0,43% y la evolución del ROE, rentabilidad sobre recursos propios, se ha situado en el 5,24%, tras mejorar 168 puntos básicos en los últimos 12 meses.

 

 

 

 

 

 

 

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.