Ifapa trabaja para poder constituir un banco mundial de aceites de oliva virgen

El Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera celebra una jornada para exponer los trabajos de del Banco Mundial de Germoplasma del Olivo.

Aceite de oliva.
Aceite de oliva.

Redacción. La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, a través del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa), está trabajando en la caracterización de variedades de olivar tanto locales como foráneas hasta ahora poco utilizadas con el objetivo de constituir un banco mundial de aceites de oliva en el centro Ifapa ‘Alameda del Obispo’ de Córdoba.

Así lo ha confirmado hoy el presidente de Ifapa, Jerónimo Pérez, en la apertura de la jornada: ‘Descubre la Colección Mundial de Variedades de Olivo: fuente de diversidad, aromas y sabores’, que ha acogido a más de un centenar de profesionales del sector entre empresas, consejos reguladores y restauradores.

Pérez Parra, que ha estado acompañado del delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Francisco Zurera, ha destacado que existe una gran diversidad de  variedades para la producción de aceite de oliva virgen extra más allá de la ‘Arbequina’, ‘Picual’ y ‘Hojiblanca’, que son las más cultivadas y conocidas actualmente en Andalucía. 

El presidente de Ifapa ha añadido que estos trabajos de caracterización, conservación e identificación de diferentes variedades registradas en la actualidad  “nos permitirán conocer mejor su potencial para la producción de aceites singulares, diferenciados y más apreciados por determinados sectores de consumidores”.

Estos trabajos son posibles a la información que genera  la  Colección Mundial de Variedades de Olivo de Ifapa ‘Alameda del Obispo’, que centra esta jornada y que permite la selección de variedades a incluir en los distintos ensayos comparativos de variedades y patrones que se establecen en España y principalmente en Andalucía, para los programas de mejora genética españoles y para los primeros estudios de genómica de olivo, ha añadido.

Pérez Parra ha concluido que gracias a esta colección mundial que alberga el instituto, de gran valía para el sector, se provee de material vegetal a multitud de proyectos de investigación y transferencia tanto dentro del Ifapa como para diferentes entidades como universidades y empresas.

Durante el encuentro, los asistentes han podido degustar aceites monovarietales de distintas zonas de la cuenca mediterránea, concretamente de 13 países, entre ellos Líbano, Turquía, Siria, Israel, Francia, Albania o Portugal, con el fin de  comprobar la gran variabilidad en aromas, sabores y perfiles organolépticos que ofrecen.

Por último, se ha celebrado una cata dirigida de cuatro aceites de oliva virgen extra: dos variedades españolas en la categoría de frutado verde (‘Amargoso’ de  Grazalema y ‘Manzanilla Cacereña’) y dos foráneas; una en la categoría frutado verde intenso (‘Ayrouni’ de El  Líbano) y otra de un frutado maduro (‘Chemlal de Kabylie’ de Argelia). 

En el Banco Mundial de Germoplasma del Olivo es una colección donde se conservan actualmente alrededor de 885 variedades de olivo de 23 países, y cada una de ellas posee unas determinadas características entre las que se encuentran una gran gama de perfiles organolépticos que pueden brindar nuevas posibilidades para los Aceites de Oliva Virgen Extra (AOVE) de calidad.

Esta colección fue iniciada en 1970 con un proyecto de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en colaboración con el Gobierno español y su objetivo ha sido salvaguardar, evaluar, documentar y facilitar la utilización de todas las variedades cultivadas de olivo a nivel mundial.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.