Inaugurada la muestra Arte-Terapia a partir de obras realizadas por pacientes con trastorno mental grave del Hospital Reina Sofía

Este proyecto, que figura entre las actividades del 40 aniversario del complejo sanitario, ha contado con la participación del artista plástico Esteban Ruiz

Exposición Arte-Terapia
Exposición Arte-Terapia

CBN.- El consejero de Salud, Aquilino Alonso, ha inaugurado en Córdoba la muestra Arte-Terapia en la salud mental fruto del trabajo de pacientes del Hospital Reina Sofía, dentro de los actos de celebración del Día Mundial de la Salud Mental. En esta exposición los protagonistas son pacientes con trastorno mental grave que han participado en la elaboración de las piezas que conforman una muestra plural que ya se puede visitar en la Sala de Exposiciones de CajaSur (Avda. Gran Capitán, 13). La iniciativa está incluida en la programación de actividades sociales y culturales que se organizan en el marco del 40 aniversario del hospital.

El titular de Salud ha agradecido y felicitado tanto a los profesionales que trabajan en Salud Mental, a pacientes protagonistas de esta muestra el trabajo y al artista plástico Esteban Ruiz por el resultado el trabajo realizado en los talleres. “Con iniciativas como estas podemos concienciar a la sociedad de que todos tenemos los mismos derechos y somos iguales luchando contra el estigma y caminando hacia la igualdad”, ha destacado Aquilino Alonso.

Alonso ha asegurado que el arte-terapia es para los enfermos de Salud Mental “una forma de participar y sentir que el mundo les escucha”, y ha añadido que esta exposición contribuye a luchar contra el estigma social y “les ayuda a sentir el arte, a ver que realizan una creación artística útil para la sociedad igual que la que puede llevar a cabo cualquier persona”.

Esta muestra titulada ‘El Arte-Terapia en la Salud Mental’ incluye la exposición ‘El ojo engaña al cerebro’, que ofrece un original juego de percepciones visuales con una gran variedad de ejemplos de engaños ópticos, y también se puede visitar en este espacio un sugerente conjunto escultórico de temática marina -que habitualmente se puede ver en el vestíbulo principal del Hospital Reina Sofía-.

Ambos proyectos son el resultado de talleres en los que han participado personas con trastorno mental grave y de la conducta alimentaria atendidas en el Hospital de Día, la Unidad de Rehabilitación de Área y la Comunidad Terapéutica de Salud Mental –ambas dependencias se ubican en el Hospital Los Morales-.

A la inauguración han acudido, entre otras autoridades, el director gerente del SAS, José Manuel Aranda, la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Mª Ángeles Luna, el director gerente de la Fundación CajaSur, Ángel Cañadillas, la directora gerente del Hospital Reina Sofía, Marina Álvarez, y la directora de la Unidad de Gestión Clínica de Salud Mental del hospital, Carmen Prada.

Por su parte, el comisario de la obra, el artista plástico Esteban Ruiz, asegura que “cada vez que comienzo a idear un nuevo taller de arte-terapia con pacientes de Salud Mental, asumo como un verdadero seísmo todo el proceso de concepción y producción en el que nos sumergimos. Las satisfacciones vividas en este periodo de trabajo compensa el vértigo productivo al que nos vemos abocados y la complejidad que ello implica, y que viene refrendado por el entusiasmo y las aportaciones de los pacientes”.

Más de 20 piezas

La exposición incluye más de una veintena de obras -entre paneles interactivos y esculturas- y también se pueden ver vídeos que muestran el trabajo desarrollado por los pacientes en los talleres que han permitido crear las distintas piezas. La mayoría han sido realizadas de forma colectiva por todos los pacientes y son el resultado final de talleres desarrollados en la primavera de este año. Estas propuestas interactivas sorprenden unas veces y desconciertan otras. Entre las ilusiones ópticas utilizadas figuran engaños de perspectiva y proximidad, también de puntos de vista, errores de percepción, dibujos en movimiento con la técnica del Moiré y anamórficos en dos y tres dimensiones.

En estos talleres es especialmente significativa la vinculación de los pacientes con el mundo artístico. Por ello, la mayoría de los participantes son sensibles o practican alguna forma de expresión artística. Los hay que tocan el piano, la guitarra y muchos tienen experiencia en las artes plásticas, pintura, escultura o dibujo. Además, dos son grandes amantes de la cocina y el gusto por la música está generalizado en todos ellos.

Se trata ya de la cuarta vez que el complejo sanitario se implica en actividades similares de manos del artista Esteban Ruiz, que cuenta con amplia experiencia en el uso de las artes con fines terapéuticos y que ya ha desarrollado diversos trabajos de campo en esta misma línea con pacientes de Salud Mental del hospital, además de llevarlo a práctica en colectivos vulnerables, con satisfactorios resultados. Por tanto, el Hospital Universitario Reina Sofía cuenta con una dilatada trayectoria relacionada con el desarrollo de talleres de arte-terapia.

La integración de este tipo de iniciativas es una apuesta pionera del complejo sanitario cordobés que persigue mejorar la calidad de vida en pacientes de Salud Mental y se justifica en las recomendaciones propuestas por organismos de distintos ámbitos, nacionales e internacionales, que aconsejan su especial indicación como tratamiento de la esquizofrenia, entre otras patologías, y su puesta en práctica por parte de profesionales específicamente cualificados.

Ventajas para los pacientes

La psiquiatra Carmen Prada asegura que esta experiencia ha contribuido a que los pacientes “se sientan más realizados y mejore su relación con los demás, su motivación, la seguridad en sí mismos, el reconocimiento, la integración y les ayude a la eliminación del estigma que existe sobre los enfermos mentales. En estos trabajos se han implicado numerosos profesionales sanitarios (enfermeros, auxiliares, médicos, psicólogos, terapeutas ocupacionales y residentes).

La creación artística, terapéuticamente orientada, lo que se conoce como arte-terapia, ofrece a estas personas un vehículo ideal para el viaje que supone el encuentro con uno mismo. El resultado de este trabajo son obras modestas que hacen visible el esfuerzo y la ilusión de unas personas que únicamente aspiran a ser un colectivo ciudadano más. Los talleres se estructuran alrededor de varias actividades artísticas plásticas a desarrollar en grupo, y a esto se suma la posibilidad de desarrollar experiencias emocionales satisfactorias, con repercusión beneficiosa en salud psíquica, que trascienden la mera actividad.

Por otra parte, la exposición y divulgación social de los productos artísticos creados por pacientes en estos talleres ha supuesto un sobreañadido de valor considerable, ya que el respaldo público es un factor potenciador de autoestima nada despreciable. Este reconocimiento externo incrementa el sentimiento de valía personal y afianza los logros conseguidos. Estos talleres también sirven para que los pacientes se descontextualicen del entorno hospitalario y de los hábitos habituales y experimenten ritmos nuevos.

Estos talleres de arte-terapia permiten crear un espacio donde se fomenta la capacidad que tienen los pacientes de salud mental de producir ideas. En las semanas de trabajo que duraron los talleres, los pacientes escribían en cuadernos sus propios pensamientos, los de sus compañeros y de su equipo y, así, este libro de notas se ha ido llenando de discursos.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.