Unos 120 cirujanos hepáticos de todo el mundo asisten en el Hospital Reina Sofía a un simposio que revisará los avances en cirugía laparoscópica

El encuentro, que forma parte de las actividades del 40 aniversario del complejo sanitario, reúne a 11 ponentes internacionales de máximo nivel.

Imagen de algunos asistentes al evento.
Imagen de algunos asistentes al evento.
>Redacción. El Hospital Universitario Reina Sofía reúne hoy y mañana, en un encuentro sin procedentes, a alrededor de 120 cirujanos hepáticos, entre ellos los mejores expertos en cirugía laparoscópica del hígado llegados desde países muy variados. Se trata de la primera vez que se organiza una reunión científica en este campo de ámbito internacional debido a que la práctica de intervenciones hepáticas por vía laparoscópica no está muy extendida aún.

El organizador de este simposio denominado ‘Internacional Workshop on Laparoscopic Liver Surgery’, Javier Briceño, explica que el domino de la laparoscopia en las intervenciones hepáticas “precisa de un gran entrenamiento, por lo que únicamente cirujanos muy preparados en cirugía hepática compleja y cirugía mínimamente invasiva pueden realizar de forma habitual este procedimiento”. El doctor Briceño, responsable de la Unidad de Gestión Clínica de Cirugía General y Digestiva del centro cordobés, es uno de los cirujanos europeos con más amplio y mejor conocimiento de esta técnica de alta complejidad que exige de la participación de equipos multidisciplinares integrados por radiólogos, anestesistas, hepatólogos y cirujanos hepáticos.

El programa científico incluye tres sesiones que repasan todas las modalidades de intervenciones de cirugía laparoscópica del hígado, “des-de los procedimientos más básicos hasta técnicas muy complejas como las hepatectomías secuenciales y los donantes para trasplante hepático por vía laparoscópica”, señala el doctor Briceño. El objetivo del programa es mejorar la formación de cirujanos que quieran iniciarse en esta cirugía, así como fomentar la discusión de los expertos en los procedimientos más difíciles.

En la reunión de estos días participan 11 ponentes internacionales llegados desde varios continentes (Francia, Reina Unido, Italia, Alemania, Estados Unidos, Japón, Colombia, Irán, Sudáfrica e India), figuras reconocidas de la cirugía hepatobiliar, con numerosas publicaciones que describen la mayor parte de los procedimientos conocidos de cirugía hepática por vía laparoscópica. Entre ellos destacan Daniel Cherqui (Hospital Paul Brousse, París), Go Wakabayashi (Hospital de Tokio), David Geller (Universidad de Pittsburgh), Mohammad Abu Hilal (Hospital de Southampton) y Goro Honda (Hospital de Tokio).

Además, entre los cirujanos nacionales intervienen Fernando Rote-llar (Clínica Universitaria de Navarra), Constantino Fondevila (Hospital Clínic de Barcelona), así como Javier Briceño y Rubén Ciria (Hospital Reina Sofía de Córdoba). El primer caso de cirugía hepática por laparoscopia se practicó en el mundo en 1996 y es en 2007 cuando empieza a aumentar sus indicaciones.

La cirugía hepática laparoscópica tuvo su inicio en el Hospital Reina Sofía hace cuatro años con procedimientos menores y tras la formación de sus cirujanos en Japón (Rubén Ciria), Estrasburgo (Javier Bri-ceño, Rubén Ciria y Pedro López Cillero), París (Antonio Luque), Sao Paulo (Javier Briceño y Rubén Ciria) y el centro robótico IAVANTE (Ja-vier Briceño) hace dos años es cuando la Unidad de Cirugía Hepatobiliar del hospital cordobés desarrolla ampliamente esta técnica.

Esta unidad realiza unas 150 intervenciones de hígado cada año y es referencia para las provincias de Córdoba, Jaén y Cádiz. El pasado año, en torno al 27% de las intervenciones del hígado se realizaron por vía laparoscópica, mientras que en lo que llevamos de año este porcentaje ha crecido hasta suponer ya alrededor del 40%. El objetivo futuro de la cirugía hepática por vía laparoscópica en el Hospital Reina Sofía pasa por estandarizar los procedimientos e incrementar el número de intervenciones por esta vía.

Prueba de la maduración en técnica laparoscópica en el hígado, explica Javier Briceño, es la realización de donantes vivos hepáticos para trasplante infantil por vía laparoscópica (lo que se lleva a cabo por esta procedimiento mínimamente invasivo es la extracción del segmento hepático). Esta unidad realizó el primer trasplante de estas características en España en marzo de este año, y desde entonces se han realizado cuatro más con excelentes resultados tanto en los donantes como en los niños trasplantados.

Los profesionales de la Unidad de Gestión Clínica de Cirugía General y del Aparato Digestivo del Hospital Reina Sofía desarrollan la cirugía laparoscópica y mínimamente invasiva en todas sus especialidades quirúrgicas, siendo referente, además de en hígado, en cirugía bariátrica, esofagogástrica y colorrectal, así como también en abordajes laparoscópicos combinados abdomino-perineales.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.