El atleta español Abderraman Ait consiguió la medalla de plata en Maratón, en categoría T46 en el epílogo de unos grandes Juegos Paralímpicos para España

La dura historia de su vida fue llevada a una novela. Nacido en Marruecos, aunque hace más de 8 años nacionalizado, llegó a España en patera al cuarto intento. Tiene amputado su brazo al caer un pozo a los 8 años y no tener un hospital cerca.

Redacción.- El atleta español Abderrahman Ait consiguió la medalla de plata en el maratón de los Juegos Paralímpicos de Río 2016 dentro de la categoría T46 (deportistas con afectación de alguna extremidad) al concluir la carrera con una marca de 2:37’01”, con lo que revalida el segundo puesto de Londres 2012.

Abderrahman Ait
Abderrahman Ait llegando a meta con la bandera española

Ait, de 29 años y atleta de la Federación Española de Deportes para Personas con Discapacidad Física (FEDDF), estaba en la nómina de candidatos al podio en una carrera celebrada en Fort Copacabana con cielo soleado, cerca de 30ºC y una humedad del 66%, después de que se proclamara subcampeón paralímpico en la capital británica hace cuatro años.

El atleta, con residencia en Castellón de la Plana, estuvo entre los siete maratonianos que formaron el primer grupo cabecero en el quinto kilómetro, que se redujo a cinco en los siguientes 10 kilómetros, pero empezó a descolgarse y marcó el tercer mejor tiempo mediada la prueba, con 1:18’54”, a tres segundos del brasileño Alex Douglas y a 38 segundos del chino Chaoyan Li.

Posteriormente, Ait adelantó a Douglas y no abandonó el segundo puesto de la carrera hasta su llegada a la meta, tras hacer un tiempo de 2:37’01”. Li se colgó la medalla de oro (2:33’35”, nuevo récord de Asia) y el portugués Manuel Mendes la de bronce (2:49’57”).

Tras concluir la prueba, Ait manifestó que la carrera fue “muy complicada debido al calor y a la humedad” y señaló que “desde el principio tenía problemas físicos” en un costado que le hicieron no rendir al nivel que hubiera deseado después de “entrenar mucho” para hacerse con el oro en Río. “Aún ahí, estoy contento porque este año no lo he tenido fácil”, añadió.

Ait debutó con el equipo español en los Juegos Paralímpicos de Pekín 2008, donde logró la medalla de plata en 1.500 metros y la de bronce en 800 metros, y en Londres 2012 subió al segundo cajón del podio en maratón, con lo que acumula cuatro metales paralímpicos.

Abderrahman Ait Khamouch nacido en Marruecos en 1986, consiguió llegar a España en patera al cuarto intento. Como tantos otros su historia de llegada al primer mundo fue dura y tortuosa, con el inconveniente de que lo hizo sin su brazo derecho.
A los 8 años este atleta, cayó en un pozo. Debido a la ubicación de su aldea no había ningún hospital cerca, por lo que su brazo tuvo que ser amputado. Él es el que mejor define lo que pasó “Perdí el brazo por culpa de la pobreza”.
Una vida así no podía pasar desapercibida y el periodista Manuel Franco la llevo a una novela llamada “El ángel del ala partida”. Pero Abderrahman prefiere que se le reconozca por sus méritos deportivos y no por su difícil pasado.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.