Dos viajeros nómadas irán de Fuente Palmera a Pekín en bicicleta por una buena causa

El proyecto ‘Del pueblo a China’ consiste en recorrer 14.000 kilómetros para recaudar fondos que irán destinados a la ONG Ouzal.

Imagen de la presentación de este proyecto.
Imagen de la presentación de este proyecto.
Redacción. ‘Del pueblo a China’ es el nombre de un proyecto solidario, emprendido por dos viajeros nómadas, Manon y Jaime, que recorrerán en bicicleta una gran parte de Europa y de Asia Central, partiendo de la localidad de Fuente Palmera y con llegada en Pekín. El objetivo es el de apoyar y dar visibilidad a la labor realizada por la ONG Ouzal, de Fuente Palmera.

Esta iniciativa cuenta con el respaldo de la Diputación de Córdoba, a través de la Delegación de Cooperación al Desarrollo, institución que colabora en algunos de los proyectos desarrollados por esta Onegé, “colectivo que tiene una amplia experiencia en materia de cooperación, sensibilización, y de educación para el desarrollo”, según palabras de la responsable del Área, Ana Guijarro.

En este sentido, la diputada ha apuntado que hay en proyecto la construcción de una escuela en El Congo, y ha resaltado que “la cooperación al desarrollo no solo se realiza a través de proyectos directos, sino que en este caso el municipalismo cobra especial sentido, y debe ser un ejemplo para otras personas que quieran llevar a cabo proyectos similares”.

Por su parte, el alcalde de Fuente Palmera, Francisco Javier Ruiz, ha destacado que “se trata de un proyecto novedoso y muy interesante, una auténtica aventura con la que se pone de manifiesto el espíritu solidario y emprendedor de los jóvenes”.

Los protagonistas de esta historia, Jaime (natal de Fuente Palmera) y Manon (de nacionalidad francesa), han contado que el viaje durará algo más de un año, y tendrá un recorrido de 14.000 kilómetros. Visitarán España, Francia, Italia, Eslovenia, Croacia, Bosnia, Serbia, Rumanía, Ucrania, Rusia, Kazajistán, Uzbekistán, Kirguistán y China. “Aunque la ruta puede sufrir modificaciones debido a las situaciones adversas”, han explicado los protagonistas, quienes han detallado que “la travesía se realizará íntegramente en bicicleta. Nos alojaremos en tienda de campaña y en las casas de los lugareños que quieran acogernos; la comida la adquiriremos en mercados y pequeñas tiendas locales, y las cocinaremos en una cocina portátil”.

Asimismo, han indicado que “cada pedalada servirá para recaudar fondos para Los Amigos de Ouzal y para ello estamos realizando una campaña de crowdfunding (financiación colectiva) mediante la cual puede ayudarnos haciendo una donación”.

La ONG Ouzal lleva a cabo programas de apoyo al desarrollo, especialmente a través de la educación, mediante la concesión de becas de estudio o la ayuda financiera y logística para la construcción de escuelas y programas de micro-créditos destinados a mujeres.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.