El Hospital Reina Sofía está asentado sobre un terreno de cultivos conocido desde la Edad Media como ‘Naranjal de Almagro’

Una de las actividades sociales y culturales del 40 aniversario del hospital ha permitido desgranar la historia del lugar en el que se asienta el complejo sanitario.

Hospital Reina Sofía.
Hospital Reina Sofía.
Redacción. Los terrenos sobre los que se construyó en la década de los setenta el Hospital Universitario Reina Sofía alternaban cultivos de secano y huertas que abastecían a Córdoba, como el conocido ‘Naranjal de Almagro’. Este apunte es uno de los aspectos que se han dado a conocer durante el desarrollo de la conferencia titulada ‘Evolución urbana del territorio del hospital: El Naranjal de Almagro’, actividad que se ha desarrollado en el marco de las actividades sociales y culturales del 40 aniversario del complejo sanitario.

La conferencia ha sido impartida por Antonio Paniagua, jefe de servicio de la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, y José Moreno, arquitecto de la delegación y el resumen de nueve meses de trabajo de ambos expertos en cuestiones urbanísticas. La directora gerente del complejo sanitario, Marina Álvarez, y el director de Servicios Generales del hospital, José Luis Gómez de Hita, presentaron a los ponentes en un acto celebrado en la sede de CajaSur de Ronda de los Tejares.

Esta actividad ha permitido hacer un recorrido por la evolución urbanística y patrimonial de los terrenos en los que se asienta el hospital, parajes como la huerta del Fontanar, el camino del Vado, el fontanar de Cobanos y el Naranjal de Almagro. Así, el trabajo de Paniagua y Moreno ha permitido hacer un viaje por la historia del patrimonio, entorno, localización y desarrollo territorial del hospital y la ciudad en su conjunto.

Desde la Edad Media, la parcela sobre la que se edificó el hospital era un territorio próximo a la ciudad, conocido como ‘ruedo’, donde se alternaban los cultivos de secano y las huertas que abastecían a Córdoba, como el Naranjal de Almagro, regado con los numerosos manantiales existentes, entre ellos el Fontanar de Cabanos.

Las reformas llevadas a cabo a principios del siglo XX como consecuencia de la construcción del canal del Guadalmellato dieron lugar a una incipiente transformación en regadío que quedó paralizada por la Guerra Civil. Durante la contienda, se instaló aquí una batería antiaérea para proteger zonas próximas de la ciudad (instalaciones industriales y el aeródromo de la Electromecánica).

La década de los cincuenta supuso el abandono de la agricultura tradicional y el inicio del proceso urbanizador y la incorporación paulatina de estos terrenos a la ciudad. Los sesenta marca el inicio del proceso de transformación urbanística de la zona. La Caja Provincial de Ahorros de Córdoba adquirió numerosas parcelas y esto marcó el inicio del campo de la salud de Córdoba (entre otras instalaciones se construyó el Hospital Provincial).

Así, en este contexto, a comienzos de los setenta, el Instituto Nacional de Previsión (INP) adquirió los terrenos donde se construyó la ciudad sanitaria Reina Sofía (Hospital General y Materno Infantil), precisamente en las fincas conocidas como Naranjal de Almagro y Fontanar de Cabanos. Para ello, el INP compró estas dos parcelas de 12,5 hectáreas de superficie a la Caja Provincial de Ahorros. La edificación de la Escuela de Enfermería también figura por estas fechas, así como otros edificios que albergaría la universidad.

En la década de los ochenta se fueron completando los edificios de equipamiento y se construyeron la Facultad de Medicina, el Edificio de Gobierno del hospital y el Centro Regional de Transfusión Sanguínea de Córdoba. A comienzos del nuevo siglo se inauguró el Edificio de Consultas Externas, los nuevos aparcamientos del hospital, el edificio de Anatomía Patológica, la reforma de Urgencias, entre otras muchas, y la edificación del IMIBIC.

Así, a lo largo de las últimas cuatro décadas, el complejo sanitario ha quedado integrado en uno de los lugares de mayor expansión de la ciudad, casi ha triplicado su superficie inicial con las transferencias de las competencias en materia de salud a la Junta de Andalucía, la integración de otros edificios, las reformas y las nuevas construcciones.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.